El Corte Inglés dispara su beneficio un 28% en plena batalla familiar

Ganó 258 millones de euros el año pasado con una facturación de 15.783 millones, un 1,1% más que en el ejercicio anterior

AMPARO ESTRADAMADRID.

El año de la batalla familiar El Corte Inglés incrementó su beneficio neto un 27,7% en el último ejercicio (febrero 2017-febrero 2018) hasta los 258 millones de euros, la mayor ganancia de los últimos cinco años gracias a la reducción de gastos financieros y otros costes al comprar más barato a los proveedores y ajustar la logística.

El grupo facturó 15.783 millones de euros, un 1,1% más que en el ejercicio anterior y gracias al crecimiento de los márgenes logró un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 1.075 millones, un 2,2% más. Unos resultados que, según fuentes oficiales de la empresa, demuestran que «el plan estratégico implantado el año pasado está consiguiendo los objetivos previstos».

La gestión de la empresa en el último ejercicio ha estado marcada por el conflicto familiar entre Dimas Gimeno -sobrino de Isidoro Álvarez y su sucesor en la presidencia hasta que fue destituido en junio de 2018 por el Consejo- y sus primas Marta y Cristina Álvarez -hijas adoptivas de Isidoro Álvarez que controlan el 59% del capital-. Hasta ahora, la pelea en los tribunales se ha venido decantando a favor de las hermanas Álvarez. Una disputa que se complica porque ambas familias tienen depositadas sus acciones en la sociedad IASA, en la que la mayoría corresponde a las hermanas y que, según fuentes conocedoras del testamento de Isidoro Álvarez, éste estableció que no se podría disolver hasta 2024. Con Dimas Gimeno fuera también del Consejo de Administración, éste se prepara para nombrar en julio a Marta Álvarez presidenta no ejecutiva de la compañía. Habrá continuidad en la gestión porque Jesús Nuño de la Rosa se mantendrá como consejero delegado del grupo y Víctor del Pozo como consejero delegado del área de retail, que es la que aporta el 80% del negocio y del beneficio de explotación.

Deuda

El objetivo de esa estrategia era conseguir mayor rentabilidad. «Estamos apostando muy fuerte por la rentabilidad y por reducir la deuda», explican fuentes oficiales, para que las agencias de calificación le concedan una nota alta (grado de inversión) a la compañía. Respecto a la posibilidad de que saliera a Bolsa si consiguiera el grado de inversión, las mismas fuentes señalaron que «hoy por hoy no está sobre la mesa», aunque el acuerdo con el inversor catarí -que posee el 10% del capital- y las instrucciones del Consejo de Administración son que la empresa opere «como si fuera una sociedad cotizada».

La deuda financiera neta disminuyó un 12,2% en el ejercicio de 2018 y cerró en 3.367 millones gracias a la venta de Optica2000 y de activos inmobiliarios no estratégicos junto con la buena evolución del negocio. Este año pretenden reducir el endeudamiento en más de mil millones de euros para situarla en dos veces el Ebitda. Para ello, cuentan con vender activos inmobiliarios por una cifra aproximada a esos mil millones (la sociedad posee inmuebles por valor de 17.000 millones de euros) y, aunque en el mercado se habla de que podrían colocar también la división de Informática, en la empresa no se pronuncian sobre esa posible operación. Sí descartan de forma tajante que vayan a producirse desinversiones en el área de Seguros o de Viajes.

Por áreas de negocio, el 'retail (que incluye los grandes almacenes de El Corte Inglés, Supercor, Bricor y la cadena de moda Sfera) facturó 12.973 millones de euros, el 82% del total, aunque sus ventas sólo crecieron un 0,4% y el Ebitda, un 0,3%. El mayor crecimiento del margen bruto lo registró la línea de Hogar (un 2,6% más), seguida de Cultura y Ocio (2,3%) y Alimentación (2,1%). El área de moda permaneció casi estable (0,2%). Además, se está cambiando la relación con las marcas de moda que se instalan dentro de El Corte Inglés, de manera que ya no se les cobra un porcentaje de las ventas que realicen sino una renta mínima por los metros que ocupan (hasta ahora han renegociado ya la cuarta parte de los contratos).

Las mayores subidas del beneficio de explotación las han registrado las áreas de Viajes (un 17,9% más) y Seguros (un 10,6%).