La CNMC propone recortar los peajes a las energéticas, lo que contribuirá a rebajar la factura

Un hombre analiza varios recibos de la luz. :: archivo/
Un hombre analiza varios recibos de la luz. :: archivo

Plantea cambiar la normativa para reducir su retribución en más de 1.200 millones al año con bajadas del 7% al 22% según la actividad

E. MARTÍNEZ

madrid. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha propuesto un recorte de hasta el 8,2% en la retribución que reciben las empresas por la distribución y el transporte de electricidad y de hasta el 21,8% la de gas con el fin de definir un marco regulatorio «estable y riguroso» y adecuado al ciclo económico.

El recorte total propuesto es de casi 1.200 millones de euros, unos 600 en el sector del gas y otros 600 en la electricidad. Estos cánones son solo una parte del total de la factura que se paga por la luz y el gas en España, que según las empresas industriales está un 45% por encima de la media europea. Que baje considerablemente este peaje debería contribuir a una cierta rebaja del recibo de la luz y el gas, tanto para las empresas como para los consumidores domésticos.

Hay que tener en cuenta que la propuesta de Competencia son siete circulares que estarán sometidas a consulta pública hasta el próximo 9 de agosto. A partir de ahí, el organismo estudiará las modificaciones necesarias antes de aprobar las definitivas.

En ese momento su contenido se trasladará a los reales decretos que se aprobarán a finales de año para fijar las tarifas de electricidad y gas del próximo periodo regulatorio (de 2020 a 2025 para electricidad y de 2021 a 2026 para gas), que ya aplicarán los recortes planteados en esta nueva normativa de la CNMC.

Es por ello que el impacto en el recibo no será inmediato y las alegaciones del sector pueden atenuar este gran recorte. Además, esta posible rebaja en la factura no será en el mismo porcentaje que el recorte de la retribución, ya que en el precio final entran otros muchos elementos. En todo caso, la bajada de los peajes ha de aplicarse a partir de enero del año que viene.

El regulador explica en el comunicado emitido este viernes que este nuevo criterio permite «asegurar la recuperación de las inversiones realizadas en instalaciones» y una «rentabilidad razonable» para una actividad «de bajo riesgo» de las empresas reguladoras.

Concretamente, la retribución inicial para la distribución de electricidad quedará fijada en 5.455 millones al año, lo que supone un recorte del 7% respecto a las cifras actuales, y la de transporte de electricidad en 1.656 millones al año, un 8,2% menos.

En el caso del gas, la distribución de gas se reducirá en un total de 1.420 millones al año, un 17,8% menos; y la de transporte y regasificación en 1.186 millones de euros, un 21,8% menos.

Por otro lado, Competencia también propone un incremento de la retribución que recibe el gestor técnico del sistema gasista, en este caso Enagás, del 7,9% y del operador del sistema eléctrico, que es Red Eléctrica de España (REE), del 21,6%, aunque con cantidades mucho más pequeñas, de 24 millones de euros para el primero y de 58 millones de euros para el segundo.

Impacto en Bolsa

Es por ello que las empresas gasistas afectadas por este posible cambio se plantean llevar a la CNMC ante los tribunales si el recorte llega a materializarse. Consideran que la menor retribución «pondría en riesgo las inversiones necesarias para avanzar en la transición energética y la descarbonización», lo que supondría una pérdida de atracción de inversión por parte de España frente a otros países de la UE.

Todo ello ha propiciado que las energéticas Enagás y Naturgy cayeran ayer en Bolsa tras hacerse públicas las circulares del regulador. Los títulos de Enagás encabezaron las caídas del Ibex con un recorte del -7,3%, mientras que las de Naturgy cedían un -3,7%. En el caso de las compañías eléctricas también se produjo una caída en las acciones, como las de Red Eléctrica con el -4%, las de Iberdrola un -1,1% y las de Endesa un -1,5%.