Calviño desvincula el alza hipotecaria de que la banca asuma más cargas

La ministra de Economía aclara que los créditos llevan subiendo un año y es «arriesgado» conectar ambas cosas como hace el Banco de España

J. M. CAMARERO

OSAKA. La ministra de Economía, Nadia Calviño, salió ayer al paso del último análisis del Banco de España en el que advertía que las hipotecas se habían encarecido desde que las entidades financieras están obligados a pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) a finales del año pasado. A su juicio, resulta «arriesgado» establecer esa causalidad porque el rendimiento de los préstamos para la compra de vivienda lleva subiendo ya más de un año.

Calviño indicó que el mercado hipotecario viene experimentando en estos meses «un progresivo incremento de los tipos» de interés de los préstamos para vivienda. Y achacó ese repunte de los precios hipotecarios a otros aspectos, como el hecho de que «ya hay más hipotecas a tipo fijo» que antes.

En la actualidad, el 40% de los créditos que se escrituran en la actualidad son de esa modalidad, frente a poco más del 10% que representaban hace dos o tres años, aproximadamente. Las hipotecas con intereses estables permiten abonar una cuota invariable a lo largo de toda la vida del préstamo, independientemente de cómo se comporten los tipos, a cambio de pagar un plus por esa especie de cobertura.

El supervisor había advertido de que la Ley Hipotecaria ha encarecido los préstamos motivado por el cambio de pagador del impuesto, que ahora son las entidades. Sus cálculos estiman que se han encarecido en 0,30 puntos, de media. «El coste de la financiación bancaria -señalaba en su informe- ha continuado en niveles reducidos en la mayoría de los segmentos».

No obstante, de septiembre de 2018 a abril de este año (último dato disponible) los tipos de interés medios aplicados a los nuevos préstamos para la compra de vivienda «han aumentado en 30 puntos básicos», indicaba también el organismo. En abril, los nuevos créditos inmobiliarios se comercializaron al 2,15%, frente a registros por debajo del 1,9% a finales del año pasado.

Nadia Calviño insistió en que la reforma de la Ley Hipotecaria, con la que se obliga a los bancos a asumir la mayor parte de los costes iniciales de cada operación (salvo la tasación), «es una norma buena desde la perspectiva que da protección al consumidor». La ley ha recogido esa exigencia tras la controvertida sentencia del Tribunal Supremo sobre al abono de esos gastos tributarios que antes pagaban los clientes.