Bruselas prevé que subir el SMI costará 80.000 empleos menos hasta 2020

Elevar el sueldo mínimo a 900 euros aumentaría en un 0,35% el conjunto de la masa salarial durante el primer año

SALVADOR ARROYO

bruselas. España creará 80.000 puestos de trabajo menos los dos próximos años. Es el efecto en su mercado laboral de la subida a 900 euros del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), una de las medidas estrella del Gobierno de Pedro Sánchez, según la estimación hecha ayer por la Comisión Europea. «No estaríamos hablando de destrucción de empleo, sino de un crecimiento menor en el número (de nuevos puestos) para los dos años», precisaron fuentes comunitarias, que dibujan ese escenario en base a las perspectivas de crecimiento económico hasta 2020.

Desde una óptica porcentual, la previsión calculada por el Ejecutivo comunitario «todavía muy preliminar» -se subraya- se refiere a que el incremento del SMI, que se haría efectivo a partir de enero del próximo año, tendría un impacto negativo del -0,3% ya en ese ejercicio y del -0,2% en el siguiente ejercicio.

Esos 900 euros tendrán también un impacto en la evolución de la masa salarial. «Teniendo en cuenta el escenario base actual», el incremento del salario mínimo derivará en una subida del 0,65% para 2019. Confrontado con ese -0,3% de ralentización en la creación de nuevos empleos, deja una cifra final sobre la mesa del 0,35% de repunte en el global de la masa salarial. De cara al segundo año, el efecto «será ligeramente positivo».

A esas dos variables, la Comisión Europea añade una tercera, que «no estará muy lejos» de los cálculos realizados por el Gobierno, puntualizan. Es la de la recaudación por ese alza del SMI. Mientras Madrid hace referencia a 1.500 millones de euros, en Bruselas los cálculos «preliminares» -entiende que serán mucho más específicos y próximos a un horizonte más real en el informe de país que se dará a conocer en próximas fechas- sitúan esa cifra por ahora en el entorno de los mil millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos