Bruselas lanza un desafío al dólar para reforzar el papel del euro en el mundo

El comisario europeo de Energía, Miguel Arias-Cañete, y el de Economía, Pierre Moscovici. :: efe/
El comisario europeo de Energía, Miguel Arias-Cañete, y el de Economía, Pierre Moscovici. :: efe

La Comisión presenta un plan para aumentar las transacciones en la moneda única en varios sectores, desde la energía al transporte

SALVADOR ARROYO

bruselas. Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, ya habló de ello en su discurso a la Eurocámara de septiembre. Lanzó, de hecho, dos ejemplos que no dudó en calificar de «absurdos»: Europa paga 300.000 millones de euros en dólares al año por la energía que importa, cuando solo el 2% proviene de EE UU; y las aerolíneas europeas utilizan la divisa americana para comprar aviones, aunque los fabrique el consorcio continental Airbus. Por eso, el Ejecutivo comunitario ha ideado un plan para plantar cara al billete 'verde'. Porque su cuota de mercado en las transacciones internacionales apenas representa un 36% del total y en las reservas, solamente un 18%.

«Es una moneda joven sí pero exitosa y tenemos que desarrollar su papel en el mundo para que refleje el peso político, económico y financiero de la eurozona», defendió el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el euro, Valdis Dombrovskis. El recorrido será largo. Hay que convencer a los operadores de los distintos mercados, también se lanzarán consultas públicas y el empujón llegaría con pasos más largos en la Unión Monetaria.

En el campo energético, donde la UE es el mayor importador del mundo, se aboga por que los contratos de los Estados miembros con terceros se realicen en euros. En el campo del gas natural es posible plantar batalla en euros, pero no tanto en el seno de la OPEP con el crudo. Y en el negocio aeronáutico el reto también es complejo, aunque en Bruselas confían en el paso del tiempo para lograr todos esos objetivos.

 

Fotos

Vídeos