Los bolsillos, pendientes del futuro energético

El mercado eléctrico y el del automóvil se enfrentan a un modelo antagónico clave para la economía