Los beneficios fiscales de las empresas casi se han duplicado en solo un año

Aunque las compañías han aumentado sus ingresos tras la crisis, el Estado recauda la mitad que en 2007 con el Impuesto de Sociedades

EDURNE MARTÍNEZ

madrid. En la actualidad un millón y medio de empresas presentan el Impuesto de Sociedades en España. Un tributo que en la última década ha experimentado numerosos cambios y cuya recaudación está estancada desde 2012 debido, sobre todo, a las pérdidas acumuladas de las empresas y a que «buena parte del incremento de sus beneficios proceden del extranjero», aseguraron ayer en Madrid el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF). Surge la pregunta entonces de si se están aplicando demasiadas deducciones a las empresas que hacen que la recaudación no sea tan alta como podría ser.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, lo dejó entrever cuando la semana pasada anunció que su gabinete aplicará un tipo mínimo «real» del 15% a las empresas a partir del año que viene. Estos beneficios fiscales presupuestados son los conceptos por los que las empresas se ahorran una parte del dinero que de otra manera tendrían que aportar al Estado en Impuesto de Sociedades.

Los más cuantiosos son los de tipos especiales de entidades sin fines lucrativos (387 millones de euros), entidades parcialmente exentas (346 millones) y saldos pendientes de incentivos de ejercicios anteriores (279 millones). Es destacable que en 2015 las empresas se beneficiaron de reducciones y deducciones por un total de 2.611 millones de euros, mientras que en 2018 se prevé que sean 3.453 millones. Llama más aún la atención que del año pasado a este prácticamente se ha duplicado la cuantía de beneficio fiscales para las empresas desde los 1.882 millones de 2017.

 

Fotos

Vídeos