El beneficio de la gran banca cae un 11% en el inicio del año por los tipos en mínimos

El resultado de las seis entidades cede hasta los 4.145 millones sin visos de que el BCE vaya a cambiar sus políticas durante este ejercicio

JOSÉ M. CAMARERO

madrid. Las cuentas de resultados de los bancos españoles no han podido aguantar más la presión que les supone unos tipos de interés instalados en mínimos históricos del 0% y una política monetaria que, por ahora, no muestra síntomas de cambio. Desde que el Banco Central Europeo (BCE) fijara el precio oficial del dinero en ese umbral en el verano de 2014, las entidades han aumentado sus ganancias por la recuperación económica y el ajuste de costes. Sin embargo, en un entorno de desaceleración como el actual, y con los tipos aún en el 0%, esos resultados han comenzado a resentirse de forma casi generalizada.

El beneficio conjunto de Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankia y Bankinter ha sumado 4.145 millones de euros. Supone un descenso del 11,3% frente a los 4.679 millones obtenidos en el mismo periodo de 2018, según los datos presentados ante la CNMV hasta ayer.

Aunque no se puede establecer un paralelismo en esas seis cuentas de resultados -en algunos casos el peso del negocio internacional es clave, y en otros tienen un modelo de negocio muy comercial-, el denominador común de esa situación es el precio oficial del dinero en la zona euro, y también la política de la Reserva Federal (Fed) norteamericana, que ha paralizado las subidas de tipos, para llegar a plantearse un nuevo descenso en 2020. Con estas medidas, el margen de intereses de la banca -la diferencia entre lo que cobran por los créditos y lo que ofrecen por los depósitos- se encuentra en un estrecho margen con el que tienen que capear. Lo hacen a costa de reducir costes, fundamentalmente en personal y en su red. Porque, a la vez, la regulación es cada vez más exigente y le insta a mejorar la rentabilidad de ese negocio.

Con estos mimbres, CaixaBank ha sido la entidad que más ha visto reducir su beneficio en el primer trimestre: un 24% menos hasta los 533 millones de euros. Por su parte, Santander ha vuelto a ser el banco que más dinero gana, con 1.840 millones, aunque supone un 10% menos que un año antes.

Estas dos corporaciones han sido las últimas en rendir cuentas al mercado, ayer mismo. Antes, BBVA había indicado que su beneficio cayó un 9,8% hasta 1.164 millones. El del Sabadell también lo ha hecho un 0,4% (258 millones). Y Bankia ha registrado unas ganancias de 205 millones, un 10,8% inferiores en términos interanuales. Solamente Bankinter ha mejorado sus cuentas, con un tímido alza del 1,4% hasta los 145 millones de euros.

A la espera de la fusión

Además, el beneficio de otras entidades de menor tamaño -a falta de los resultados periódicos de Ibercaja- ha pasado por varios estados entre enero y marzo. En el caso de Kutxabank, ha mejorado un 5,2% sus cuentas trimestrales hasta los 106,4 millones de euros. También ha avanzado el beneficio de Unicaja, un 10,2%, hasta los 63 millones. Pero el de Liberbank cae un 28,5% hasta 21 millones.

Precisamente Unicaja y Liberbank continúan el proceso de negociación de su integración, anunciada a la CNMV a finales del año pasado y en la que se cruzó la intención de Abanca de presentar una OPA sobre Liberbank, aunque finalmente abandonó esta idea.

La entidad malagueña, y que incluye el negocio de CEISS, reiteró ayer que espera llegar a un acuerdo «pronto» en la operación de fusión. El director general de Finanzas de Unicaja, Pablo González Martín, afirmó ayer que se está trabajando en un «acuerdo potencial» sobre el que no harán comentarios públicos «hasta que haya una decisión final». Se espera que al finalizar el año esté culminado el proceso.