BBVA reduce su beneficio un 10% por elevar provisiones en Estados Unidos y Turquía

El banco, que gana 1.164 millones, designa vicepresidente al que era consejero coordinador tras ser criticada su falta de acción sobre Villarejo

JOSÉ M. CAMARERO MADRID.

El presidente de BBVA, Carlos Torres Villa, se ha estrenado al frente de la entidad con una actuación preventiva en Estados Unidos y Turquía, donde ha incrementado un 27% la dotación económica para saneamientos, lo que ha provocado que el beneficio del grupo en el primer trimestre haya caído un 9,8% al registrar unas ganancias de 1.164 millones de euros. La corporación ha justificado el incremento de las provisiones «por el deterioro del entorno macro en la mayor parte de las geografías» donde opera.

En cualquier caso, el consejero delegado de BBVA, Onur Genç, defendió ayer que es el negocio diversificado que tiene el banco el que les permite gestionar los resultados «de forma dinámica», para compensar determinadas caídas de algunos territorios con mejoras en otros. El ejecutivo, que también se ha estrenado este trimestre en el cargo, ha anticipado «algo de mejora» de los ingresos a lo largo del año, en un entorno marcado por los tipos de interés en mínimos y la mayor regulación.

En el caso del negocio en España, el beneficio ha caído un 14,7% hasta los 345 millones, lo que supone casi un 24% de los beneficios del grupo en todo el mundo. En España, una vez traspasado el negocio inmobiliario a Cerberus, el área inmobiliaria (Non Core Real Estate) se ha integrado en la actividad bancaria. Además, el banco reconoce un dinamismo en la inversión crediticia que le ha permitido crecer un 1,8% en comparación con el mismo periodo del año pasado. Además, aumenta significativamente la actividad en financiación al consumo y tarjetas de crédito, un segmento que ha crecido casi un 20%.

México sigue siendo el pilar en el que se asienta casi la mitad del resultado del banco, con 627 millones de beneficios. Después de España, se encuentran Turquía (142 millones de ganancias), Estados Unidos (127 millones) y América del Sur, con 193 millones de euros.

Investigación sobre Cenyt

Carlos Torres ha optado por relevar al consejero coordinador, José Miguel Andrés Torrecillas, para que asuma la vicepresidencia de la entidad, un estatus con menos funciones de control del consejo. El movimiento llega apenas un mes después de que hasta un millar de exdirectivos le enviara una carta en la que le pedían la destitución de Torrecillas por lo que -consideraban- era una vinculación con la mala imagen generada por el supuesto espionaje encargado al excomisario Villarejo.

En aquella misiva remitida el 29 de marzo, antiguos directivos y exempleados de BBVA, agrupados en la Asociación Uniter, exigieron ese relevo porque habían llegado a la conclusión de que el comportamiento de Torrecillas «tanto como presidente de la comisión de Auditoría y Cumplimiento como la de coordinador de consejeros independientes, puede haber sido negligente en el cumplimiento de sus funciones supervisoras de los riesgos reputacionales, que han afectado gravemente a la institución».

Sin embargo, Onur Genç aclaró ayer que ese cambio en el seno del consejo «no tiene ninguna relación» con los hechos relacionados con Villarejo. El consejero delegado recordó que la entidad sigue investigando lo sucedido con los trabajos encargado a la empresa de seguridad Cenyt, ligada a la figura del excomisario, y pidió prudencia ante la actuación que lleva a cabo la Audiencia Nacional en esta materia.