Bankia cobrará por los depósitos a sus clientes corporativos de banca privada

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. :: efe/
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. :: efe

Impondrá una tasa del 0,5%, de la que excluye a los particulares, por los tipos del BCE en mínimos tal y como ya aplican las entidades a las empresas

JOSÉ M. CAMAREROMADRID.

La posibilidad de que el cliente de un banco pague por tener sus ahorros depositados en la entidad va tomando forma con el paso de las semanas después de que el Banco Central Europeo (BCE) confirmara que los tipos de interés seguirán en mínimos durante mucho más tiempo del esperado. La última firma en tomar una decisión en ese sentido ha sido Bankia, cuyos clientes de la división de banca privada (donde se integran los patrimonios superiores a 500.000 euros) tendrán que pagar una tasa que puede llegar al 0,5% del valor de sus ahorros. La medida se circunscribe a las personas jurídicas, esto es, los 'family offices' (firmas que gestionan ese tipo de perfiles), y no a particulares con elevado patrimonio, como aclaran fuentes de la corporación.

Bankia está comunicando a ese colectivo su decisión sobre cómo se llevará a cabo esta medida, aunque se está realizando «de forma muy selectiva», indican en la entidad, y no de forma generalizada a todos los clientes de banca privada. En particular, la tasa se cobraría a aquellos corporativos que solo tengan posiciones de tesorería (depósitos o cuentas). Y si incrementan su vinculación con el banco -a través de la contratación de otros productos-, la comisión se quedaría exenta, indican en Bankia.

La medida se enmarca dentro de un contexto condicionado por unos tipos de interés oficiales que siguen anclados en el 0% y sobre los que el BCE no tiene previsto actuar a medio plazo, hasta que la inflación de la zona euro se recupere hasta el 2% y el crecimiento de la economía sea más fuerte. Además, la institución cobra una tasa de entre el 0,4% y el 0,5% a los bancos por el dinero que deposita en el BCE, lo que ha provocado que la banca en su conjunto haya comenzado a cobrar por los depósitos a determinado tipo de clientes.

La decisión de Bankia con el negocio de banca privada ya se venía realizando en otras entidades entre las empresas o clientes institucionales (como las administraciones) a quienes se les cobraba por gestionar su tesorería desde hace varios meses. De hecho, hasta el pasado mes de agosto, la remuneración media de las cuentas de las empresas se encuentra en negativo, en el -0,17%, según el Banco de España. La banca comenzó el año modificando su política comercial al cobrar por los depósitos y no han vuelto a recuperar el terreno positivo. En el caso de las cuentas vinculadas a menos de un año de plazo, la tasa que se cobra ya roza el 0,2%.

Al particular: todos o ninguno

La pregunta que aún se hacen los banqueros es que si el BCE les cobra por el dinero, ¿por qué no trasladar ese coste al cliente doméstico? La respuesta no es fácil ni digerible para el sector, cuya imagen se vería aún más perjudicada si el conjunto de los ciudadanos vieran cómo les cobran por ahorrar. «Se trata de una cuestión muy compleja que no se materializará de forma individual por parte de una sola entidad», explican fuentes del sector.

En la última ronda de presentación de resultados de la banca, el pasado mes de julio, los ejecutivos de los principales entidades españolas rechazaron esta posibilidad de aplicar tasas a los ahorros de los particulares. «No está sobre la mesa», indicó el consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez; «En absoluto lo tenemos previsto», indicaba el consejero delegado de BBVA, Onur Genç; «No vamos a cobrar a los minoritarios», afirmó el CEO de Bankia, José Sevilla. Pero todos admitieron que ya lo hacían con algunas empresas.