El Banco de España admite que las entidades trasladan el coste de la nueva ley a las hipotecas

Hernández de Cos atrasa hasta dentro de un año el análisis sobre los efectos que ha tenido la subida del salario mínimo en el mercado laboral

JOSÉ M. CAMAREROSANTANDER.

La entrada en vigor de la reforma de la ley hipotecaria no va a dejar indiferentes a los clientes que quieran pedir financiación para la compra de vivienda, porque, como venían advirtiendo algunas voces en el sector financiero, la banca está dispuesta a subir el tipo de interés de esos productos. Así lo ha reconocido el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, al indicar que las nuevas condiciones impuestas por la normativa «podría suponer que las entidades tratasen de trasladar esos costes vía incremento de los precios».

El gobernador se refiere, entre otros aspectos, a la nueva obligación que tienen las entidades de asumir todos los gastos iniciales al constituir una hipoteca, a excepción de la tasación del inmueble, que corre a cargo del ciudadano. Sin embargo, la banca tiene que pagar -de hecho, la mayoría ya lo estaban haciendo desde finales de 2018- el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (ADJ), cargos de notaría y gestoría, entre otras partidas.

Hernández de Cos ha querido matizar ese posible incremento de precios ligando su impacto en la oferta comercial «al grado de competencia que haya en el sector» hipotecario. «En España es muy elevado», recordó ayer en la intervención inaugural de los Cursos de Verano de la UIMP, la APIE y BBVA.

Además, el gobernador admite que los bancos están aplicando ya «unos criterios más estrictos» a la hora de conceder hipotecas. «Los estándares crediticios se mantienen prudentes» por parte de la banca. De hecho, la práctica totalidad de los préstamos concedidos son de una cuantía inferior a la valor de transacción de los inmuebles, frente al tan solo 50% de antes de la crisis.

Una norma más estricta

Y lo hacen porque, a su juicio, «la ley va en esa misma dirección». Ha explicado que la normativa obliga a asegurarse a los bancos de que sus clientes están «bien informados» y «conocen todas las cláusulas» del contrato que van a firmar. En ese mismo acto, el presidente de BBVA, Carlos Torres, afirmó que «muchas de las modificaciones» incluidas en la reforma de la ley «van en la línea de dar seguridad jurídica y permitir el acceso» a un producto tan extendido como el hipotecario.

La puesta en marcha de la reforma hipotecaria ha llegado este mismo lunes con importantes novedades sobre todo en la fase precontractual, la de la negociación de las condiciones con el banco. Los ciudadanos disponen, por ejemplo, de diez días para analizar las condiciones del contrato antes de firmarlo, están obligados a acudir al notario para asesorarse en la operación y la entidad les debe entregar varios documentos estandarizados con todas las condiciones y cláusulas.

El gobernador del Banco de España quiso aparcar las conclusiones sobre las consecuencias de haber elevado el salario mínimo interprofesional en un 22% hasta los 900 euros. Hernández de Cos considera que «hoy por hoy no estamos en condiciones de decir si ha tenido efecto o no» esa medida en lo relativo a la destrucción de puestos de trabajo. «Habrá que hacer un análisis cuando tengamos los datos para hacerlo», indicó, instando a analizarlos dentro de un año, cuando estén disponibles los registros de la Muestra Continua de Vidas Laborales de 2019, que se publica en el verano de 2020. «No se puede decir con el suficiente grado de seguridad», afirmó.

Más