Unicaja Banco cumple su primer año en Bolsa con una subida acumulada superior al 30%

Azuaga, Sánchez del Villar y González en la salida a bolsa de 2017/SUR.ARCHIVO
Azuaga, Sánchez del Villar y González en la salida a bolsa de 2017 / SUR.ARCHIVO

En lo que va de 2018, la entidad malagueña se ha convertido en el banco español que ha registrado una mayor revalorización bursátil

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Hace un año, una delegación de 150 personas en la que abundaban las corbatas verdes (el color corporativo de Unicaja) asistía visiblemente excitada en Madrid al tradicional toque de campana que simboliza el estreno de una compañía en Bolsa. Unicaja Banco cumplía por fin su objetivo, varias veces postergado por turbulencias de los mercados, de convertirse en entidad cotizada. Lo hacía en un momento complicado, pues el polémico rescate del Banco Popular estaba muy reciente y toda la banca española sufría el castigo de los inversores. Unicaja Banco decidió arriesgarse y no esperar más, aprovechando la ventana de oportunidad del principio del verano. Un año después, se puede decir que no se equivocó. La entidad malagueña acumulaba a cierre de la sesión bursátil de ayer una revalorización cercana al 33% desde su salida a Bolsa.

Los primeros pasos de Unicaja Banco en el parqué son más exitosos todavía si se comparan con la evolución de su sector en este mismo periodo. De hecho, la entidad presidida por Manuel Azuaga se ha convertido en el banco cotizado español con mayor revalorización bursátil en lo que va de año: sus acciones han subido más de un 15% en estos primeros seis meses de 2018, contrastando con la caída de casi el 3% que ha protagonizado el Ibex 35 y con el aún mayor desplome (del 11%) sufrido por el conjunto de bancos incluidos en el índice español. Por cierto, Unicaja Banco está lejos del tamaño necesario para entrar en el Ibex 35, pero sí fue incluida en diciembre en el Índice Ibex Medium Cap, así como en los índices generales de las Bolsas de Madrid y de Barcelona.

La trayectoria alcista de la entidad ha sido sostenida; sin subidas o desplomes exagerados. Su máximo histórico hasta ahora lo alcanzó el pasado 9 de mayo, pocos días después de la publicación de sus resultados del primer trimestre, que incluyeron un aumento del beneficio neto del 13% y fueron muy bien acogidos por los inversores. Ese día la acción de Unicaja se llegó a vender a 1,63 euros, un 48% por encima de su precio de salida a Bolsa. Tres meses antes, en febrero, había protagonizado otro 'rally' similar tras presentar las cuentas de 2017 y anunciar que duplicaría la partida destinada a dividendo.

Opinión

Lo cierto es que desde su estreno en el parqué, Unicaja Banco ha sido bien vista por los analistas que se encargan de emitir recomendaciones sobre los diferentes valores bursátiles. Actualmente, de los informes que existen en la actualidad sobre la entidad (que son 18), la mitad recomiendan comprar (9), el 39% mantener (7) y sólo el 11% (2), infraponderar.

¿Cuáles son las razones que fundamentan este exitoso arranque? Lo cierto es que hay varias. Para empezar, los expertos coinciden en que Unicaja Banco salió al mercado a un precio bajo, lo que le ha otorgado un mayor potencial de revalorización. Los cerebros de su salida a Bolsa, ante la incertidumbre que atenazaba al mercado cuando se produjo su debut, hace justo un año, prefirieron quedarse cortos que pasarse a la hora de fijar el precio de salida de la acción. Éste fue de 1,1 euros, el mínimo de la horquilla orientativa incluida en el folleto de la oferta. Actualmente, y tras una revalorización acumulada de más del 30%, la mayoría de los expertos sigue pensando que la entidad tiene potencial de subida.

Ahora bien, los analistas no recomendarían invertir en Unicaja Banco si no les convencieran sus números. Su solvencia, la limpieza de su balance y el progresivo cumplimiento de los objetivos de su plan estratégico son sus principales atractivos a ojos de los inversores. De hecho, las mayores subidas que ha protagonizado su acción han sido consecuencia de presentaciones de resultados. En los del primer trimestre se apreciaron especialmente el aumento del ratio de rentabilidad sobre recursos propios (ROE) y la fuerte reducción de activos improductivos (del 21,6% respecto a hace un año y del 5,2% desde enero a marzo).

¿Por qué la entidad está comprando sus propias acciones?

Durante todo el mes de junio, Unicaja Banco ha estado llevando a cabo un goteo de compras de sus propias acciones. ¿Por qué? Pues porque las necesita para poder atender el canje de títulos con los accionistas de EspañaDuero que permitirá materializar la absorción de esta entidad. El 8 de junio comunicó a la CNMV que iba a adquirir un máximo de 4.500.000 de acciones, representativas de un 0,27945% del capital social «para a atender el canje en la ejecución de la fusión por absorción de BancoCEISS». Cada accionista de la entidad castellana recibirá una acción de Unicaja Banco por cada cinco acciones de las suyas. En consecuencia, este colectivo pasará a ser titular de no más de 6,8 millones de acciones de Unicaja Banco.

Pero hay otro factor implicado en la buena trayectoria bursátil de Unicaja Banco que no es mérito suyo, al menos directamente. Y es que durante todo el último año la entidad malagueña ha sido protagonista de rumores sobre movimientos corporativos. Las casas de análisis la sitúan insistentemente en el blanco de hipotéticas operaciones de fusión o absorción. Así, Goldman Sachs la ha incluido recientemente en su lista de compañías 'opables' y Citi la tiene señalada, junto a Liberbank, como los dos bancos más atractivos para protagonizar una operación corporativa en España durante 2018. Y es que los expertos consideran que los bancos medianos necesitarán, sí o sí, aumentar de tamaño para responder a los retos que desafían al sector. Y Unicaja aparece como un bocado apetitoso para los grandes (se ha hablado sobre todo de BBVA y CaixaBank) por su tamaño, su liderazgo regional y la salud de sus cuentas.

La entidad malagueña mantiene siempre la misma respuesta a estos rumores: niega que haya cualquier operación a la vista y recuerda que está concentrada en cumplir su plan estratégico y en culminar la integración definitiva de EspañaDuero.

Actualmente, los tres accionistas más significativos de la entidad son la Fundación Bancaria Unicaja, con un 49,685% de su capital; el fondo FMR LLC, con un 3,713%; e Indumenta Pueri, que es la sociedad patrimonial de la familia Domínguez de Gor, propietaria de la empresa textil malagueña Mayoral. Su entrada en el accionariado de Unicaja Banco se produjo el 25 de mayo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos