Un paso decisivo para afrontar nuevos retos

MANUEL AZUAGAPresidente de Unicaja Banco

Un año después de la salida a Bolsa de Unicaja Banco, podemos hacer un balance positivo. Sin duda, pasar a ser una entidad cotizada – somos hoy día el séptimo banco por capitalización bursátil del país– , es uno de los grandes hitos de la historia de nuestra entidad. Una operación satisfactoria y con buena acogida, sobre todo teniendo en cuenta el momento de incertidumbre en el que se encontraba el sector, y que recibió la confianza de inversores y analistas al apreciar la fortaleza financiera de nuestra entidad, habiendo alcanzado una subida acumulada del valor superior al 30%.

Unicaja Banco, que recoge el testigo histórico de más de una docena de entidades de crédito, algunas de ellas con una trayectoria centenaria, se consolida como una entidad solvente y cercana al cliente, reforzada incluso tras la etapa de la crisis financiera en la que contribuyó a la estabilidad del sistema con la adquisición de EspañaDuero. Con la salida a Bolsa, dio un paso adelante, manteniendo sus valores y los rasgos básicos de nuestro modelo de negocio: prudencia, solvencia, rentabilidad, calidad, innovación y cercanía, que nos orientan hacia el crecimiento rentable y la creación de valor, sin olvidar nuestro compromiso con la responsabilidad social corporativa. Unicaja Banco sigue trabajando, ya como banco cotizado, al servicio de la economía y la sociedad, de las familias, empresas e instituciones de sus territorios de actuación, con especial atención a clientes, accionistas, empleados y órganos de gobierno, agentes sociales y al mercado en general.

Quisiera expresar unas palabras de agradecimiento a todas las personas que han hecho posible llegar a esta nueva etapa y poder continuar avanzando hacia nuevos retos, manteniendo nuestros valores y principios de actuación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos