El BCE ya avisa: la próxima crisis tendrá un origen inmobiliario

R. C.

madrid. La presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Danièle Nouy, ha advertido de que la próxima crisis económica estará ligada al mercado inmobiliario, aunque ha asegurado que los bancos están «mucho mejor preparados» para afrontarla que hace una década.

Nouy sostiene que lo «único» que sabe a «ciencia cierta» es que habrá otra crisis, aunque desconoce cuándo o dónde. La reguladora ha indicado que sospecha que la causará el mercado inmobiliario. «Muchas de las crisis anteriores han estado relacionadas con el mercado inmobiliario, aunque no sea de manera directa», ha subrayado.

No obstante, Nouy ha asegurado que, gracias a que el Mecanismo Único de Resolución (MUR) está en marcha, los bancos están «mucho mejor preparados» para afrontar un 'shock' económico, ya que los mecanismos de gestión de crisis son «más fuertes». La reguladora ha alertado de que los tipos de interés variable «tienen riesgo» ya que no hay «garantía» de que cuando suban, los beneficios de las compañías o los salarios de los trabajadores también se incrementen. «Vamos a seguir de cerca los desarrollos del mercado inmobiliario», ha esgrimido.

Por otra parte, el número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales -no todas terminan en desahucio- se situó en 1.762 en el segundo trimestre, un 13% menos que en el trimestre anterior y un 38% por debajo de la del mismo periodo de 2017, según el INE. En ese periodo se iniciaron 14.327 ejecuciones, la mayoría en fincas urbanas. Estas aumentaron un 4,2% interanual: 7.086 correspondieron a viviendas (un 2,9% menos), y de estas, 2.489 eran ejecuciones sobre viviendas de personas físicas, un 33% inferior a la cifra de 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos