La alternativa mira hacia la red de cajeros: aumenta un 3% en tres años

La alternativa mira hacia la red de  cajeros: aumenta un 3% en tres años

Desde 2015, el número de puntos de retirada de dinero ha sumado 1.600 en contraste con el cierre de 4.200 sucursales en ese mismo periodo

J. M. CAMARERO MADRID.

Los bancos han encontrado en los cajeros automáticos el aliado para mantener cierto contacto que han ido perdiendo con buena parte de sus clientes; y los usuarios hallan en estos terminales los puntos necesarios para obtener el efectivo sin tener que entrar a la sucursal. La red de cajeros es cada vez más extensa en cantidad pero también en calidad, y sobre todo por la heterogeneidad de lugares donde cada vez es más fácil encontrar uno de estos aparatos.

Hasta el pasado mes de junio, había disponibles 51.506 cajeros repartidos por toda España, lo que supone un 3,2% más que a finales de 2015. De esta forma, la red de terminales acumula ya casi tres años de ascensos continuos después de la grave crisis que también les afectó y que provocó una reducción en los puntos disponibles hasta hace tres años. Desde entonces, la recuperación ha sido continua.

El número de terminales activos se encuentra aún muy lejos de los máximos alcanzados en plena etapa de crecimiento económico. En 2008, cuando la recesión casi comenzaba a llamar a las puertas de la economía española, la red se situaba por encima de los 61.714. Era la época en la que la banca abría una oficina en cada nuevo barrio o urbanización que se construía, con su correspondiente cajero. Desde entonces, la sangría ha sido relevante. En siete años, las entidades han clausurado la actividad de un 20% de sus cajeros, lo que supuso la desaparición de casi 12.000 terminales, según el Banco de España.

Desde 2015 hasta ahora, el número de cajeros ha crecido en torno a unos 1.600. Y lo ha hecho en un contexto en el que se han cerrado 4.200 sucursales. La nueva realidad del parque de puntos de retirada de dinero en efectivo es que los nuevos que se habilitan se encuentran en centros comerciales, estaciones de tren, aeropuertos y todo un abanico de lugares ajenos a la sucursal.

Al mismo tiempo que se ha incrementado la red de cajeros lo ha hecho el número de operaciones que los clientes han ejecutado en estos apartados. A finales de 2017 se habían registrado 933 millones de extracciones de dinero, lo que supuso un 1% más que el año anterior. Entre 2009 y 2013 su uso cayó de forma considerable. Además, el año pasado se sacaron 122.473 millones de euros en billetes, un 3,5% más que el año anterior.

 

Fotos

Vídeos