El precio de la leche de cabra repunta en 2019

Sala de ordeño de una explotación de caprino malagueña. /SUR
Sala de ordeño de una explotación de caprino malagueña. / SUR

Málaga produce cerca del 40% de Andalucía, en torno a unos 89 millones de litros al año

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El precio medio en origen de la leche de cabra en España se situó en 0,759 euros el litro durante diciembre de 2018, un 9,2% por encima de su cotización en el mismo mes de 2017. El precio más bajo del año fue de 0,536 euros el litro en junio para la de cabra. España cerró el pasado ejercicio con 4.884 ganaderos de leche de cabra (5.218 a 31 de diciembre de 2017) y 3.417 productores de leche de oveja (3.669 un año antes).

Para el secretario provincial de COAG Málaga, Antonio Rodríguez, el aumento del consumo de leche de cabra está favoreciendo el incremento del precio para el ganadero. «Los años que hemos estado vendiendo por debajo de costes ha supuesto un varapalo para las explotaciones. Muchas no han realizado recrías al no poder mantenerlas, han reducido cuidados y apenas han realizado inversiones. Ahora nos encontramos con un desgate en los animales y una industria demandando más leche», ha explicado Rodríguez, para quien es de vital importancia para los ganaderos para que vean un mercado estable, ya que, «de lo contrario, los jóvenes no tendrán interés en incorporarse al sector», impidiendo así el relevo generacional.

Para COAG Málaga es vital que la industria garantice la estabilidad de los precios para asegurar el relevo generacional en las explotaciones y fomentar la mejora de las mismas. «Se trata del futuro de la leche de cabra española y para ello son necesarios unos precios que remuneren el trabajo de los cabreros», según Rodríguez.

La leche de cabra es más digestiva y su tolerancia es mayor. Además, aporta vitamina A, D y B2

Málaga produce cerca del 40% de la leche de cabra de Andalucía (unos 89 millones de litros anuales). Se estima que en la provincia existen unos 1.500 dueños de explotaciones de caprino.

En el campo malagueño se contabilizan unas 255.000 cabezas de ganado caprino (el 25 por ciento del censo andaluz, que ronda los 400.000 ejemplares). Le sigue Sevilla, con 185.000 cabras; Almería, con 169.000, y Granada, con 166.000.

España es el segundo productor de leche de cabra de la UE, con 1,4 millones de cabras de ordeño y una producción anual en torno a las 400.000 toneladas. Por comunidades autónomas, Andalucía es la mayor productora de leche de cabra, con 144.000 toneladas anuales, muy por delante de la segunda, Castilla-La Mancha, con 68.000 toneladas, y Murcia, con 41.000. En nuestro país, el sector caprino representa sólo el 2,15% de la producción final ganadera, pero posee una gran importancia desde el punto de vista económico, social y medioambiental para grandes áreas del medio rural.

En la provincia, la actividad de las explotaciones de caprino se centra en la producción lechera, y en menor medida la producción cárnica.

Rodríguez ha incidido en que son las bondades de la leche de cabra lo que está favoreciendo el incremento de consumo, aunque la mayor parte de la producción sigue teniendo como principal destino la industria quesera.

«La leche de cabra es más digestiva y su tolerancia es mayor. Aporta cantidades interesantes de vitamina A, D y B2, además de minerales como el calcio, potasio y magnesio, así como hidratos de carbono. Los consumidores deben interesarse y conocer los beneficios de la leche de cabra», ha reivindicado Rodríguez.