PACTO DEL AGUA A PASO LENTO

AGUSTÍN PELÁEZ

PP y Ciudadanos tienen recogido en el acuerdo de gobierno en la Junta de Andalucía, entre otras medidas para el desarrollo de la Comunidad, consensuar un Pacto Andaluz del Agua, que contemple la planificación de las infraestructuras hidráulicas prioritarias y de urgente necesidad entre las declaradas de interés de la comunidad autónoma y que supongan minorar el déficit hídrico con interconexión de recursos. Este pacto contemplará, dice el acuerdo, la financiación de actuaciones que supongan logros hacia el ciclo integral del agua, incluyendo también medidas a corto plazo sobre la calidad de las aguas en un horizonte 2019-2022, mejorando el tratamiento del saneamiento y depuración en los municipios andaluces. Además, incluirá actuaciones inaplazables en materia de riesgo de inundaciones en nuestro territorio con los necesarios planes de limpieza de ríos y arroyos. Asimismo, se comprometen a reformar y modernizar la normativa del canon de mejora para dotarlo de transparencia y racionalización sin incrementar la presión recaudatoria de los ciudadanos. El pasado día 3 de mayo, el Parlamento andaluz sacó adelante una proposición no de ley (PNL) para impulsar dicho pacto. Han transcurrido ya cuatro meses desde que tomara posesión el nuevo gobierno de la Junta, y todavía no ha habido contactos ni con regantes ni con organizaciones agrarias malagueñas para avanzar en dicho pacto. ¿Cuándo será? No se sabe. El pacto va a paso lento.