La nueva Orden que flexibiliza las ayudas a jóvenes agricultores entra ya en vigor

Carmen Crespo hoy en El Ejido /SUR
Carmen Crespo hoy en El Ejido / SUR

La consejera de Agricultura, Carmen Crespo, desglosa en El Ejido los retos del Plan Estratégico para mejorar la competitividad

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha destacado «la firme voluntad de cambio del Gobierno andaluz en la gestión de las ayudas del Programa de Desarrollo Rural (PDR)», poniendo como ejemplo la publicación ayer en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) de la orden que modifica las bases reguladoras de la concesión de subvenciones dirigidas a la creación de empresas por los jóvenes agricultores andaluces. Esta nueva Orden permite establecer una nueva secuencia de pago que permitirá que se otorgue el 25% del total de la ayuda con la justificación de la actuación acreditativa del inicio del proceso de instalación con anterioridad a la presentación de la solicitud.

Crespo se ha referido a esta cuestión antes de mantener una reunión de trabajo en El Ejido (Almería) con la directiva de la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería (Coexphal) una entidad de «vocación innovadora» y que apuesta por «la unión para la comercialización de los productos de la provincia almeriense.

La consejera ha querido transmitir en persona los avances que desde la Junta se están produciendo pese a los escasos dos meses que lleva en el cargo, comenzando por la necesidad de adaptar el Plan de Desarrollo Rural a las necesidades del campo andaluz. «Ayer mismo, el Consejo de Gobierno daba luz verde a la formulación del Plan Estratégico para la mejora de la competitividad del sector agrario. Ya hemos sido capaces de agilizar en 134 millones de euros en ayudas que procedían en algunos casos de 2015 y 2016»; y ahora «nos planteamos el reto» de reprogramar para licitar y convocar 800 millones de euros para que el sector «sea cada vez más competitivo, ofrezcamos más posibilidades a través de la economía circular y traslademos una mejor imagen del campo al exterior», ha explicado.

Según Crespo, una de las claves será rejuvenecer el campo. «Las ayudas no llegaban porque eran tediosas y algunos jóvenes tenían que desistir. Hoy se publica en el BOJA la Orden que permite adelantar un 25% del importe de la subvención aprobada inmediatamente después de dictarse y publicarse la correspondiente resolución de concesión de la ayuda, una vez haya sido formalmente aceptada por la persona beneficiaria», ha señalado.

Además, ha destacado que otro de los cambios incluidos en la nueva orden «consiste en la posibilidad de modificar el plan empresarial siempre que responda a necesidades técnicas o económicas», sin que afecte a la concurrencia competitiva ni suponga un incremento de la ayuda concedida. Todo ello para dotar de «mayor flexibilidad» al joven empresario, según ha dicho.

Para Crespo, la competitividad requiere un campo moderno, de ahí que la Consejería vaya a «duplicar la dotación económica a la modernización de estructuras agrarias» e incrementar de 8 a 18 millones la cuantía destinada a Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) en sus proyectos de innovación. «Es una vía para fidelizar mercados y acceder a otros emergentes, acompañando desde la Administración a las empresas en sus estrategias de exportación, como la adaptación a la demanda del consumidor de productos ecológicos y la aplicación de la economía circular», según afirma la Consejería en un comunicado.

Crespo ha trasladado por otra parte su posición firme respecto a un Pacto del Agua, que considera «fundamental» para hacer un «uso eficiente» y «solidario» de los recursos hídricos. «Todas las formaciones políticas debemos ponernos de acuerdo», ha insistido.

Por ahora, «se ha puesto sobre la mesa una estrategia para el uso del canon del agua» de forma que se destine a depuración y adicionalmente se va a plantear una modificación de la ley para utilizar los recursos para necesidades hídricas de los territorios y especialmente en la provincia de Almería.

Por último, la consejera ha considerado de suma relevancia la obligación de trabajar de forma conjunta con empresas, administraciones locales y la agencia Extenda para definir una estrategia que proteja la imagen del campo y defienda la calidad de los productos andaluces.