El grupo Dcoop instala la planta de la sección de frutos secos en Villarrubia

Partidora de almendra instalada por Dcoop en Villarrubia /SUR
Partidora de almendra instalada por Dcoop en Villarrubia / SUR

El gigante alimentario dota de una partidora de almendras a las antiguas instalaciones de Cordoliva, donde proyecta construir dos almacenes por importe de 585.000 euros

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Paso decisivo de Dcoop hacia la industrialización de su sección de frutos secos, creada hace apenas dos años y que tiene como finalidad aumentar el valor para sus socios de productos como la almendra. En esta línea, el gigante agroalimentario, ha establecido la planta principal de la sección en Villarrubia (Córdoba), dotando a las antiguas instalaciones de Cordoliva de una partidora de almendras con la que Dcoop quiere añadir valor a la producción de sus socios. La sección de frutos secos es la más joven del grupo cooperativo alimentario, aunque agrupa ya a un total de 14 cooperativas de distintos puntos de España e incluso Portugal que tienen en común ser productoras de almendras. Las dos últimas que se han sumado son de Cádiz. En total la sección suma ya 3.400 hectáreas de almendros. Algunas de las cooperativas socias son también productoras de aceite de oliva y aceituna de mesa. Se da la circunstancia de que esta sección es una de las que más incremento de sus facturación prevé debido a que buena parte de las superficie de cultivo que agrupa son plantaciones nuevas. Esta sección, constituida en Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) ha pasado de facturas 121.000 euros en 2017 a 1.200.000 en el pasado ejercicio.

La implantación de la partidora de almendras en Villarrubia no es la única actuación de Dcoop en la provincia cordobesa. El grupo alimentario ha solicitado también la construcción de dos almacenes por un importe de 585.000 euros cuya finalidad es poder contar con espacio para el almacenamiento de la producción. Según el responsable de Relaciones Corporativas de Dcoop, Esteban Carneros, la ejecución de estas naves es más a medio plazo, ya que exige un proceso de tramitación relativamente largo. No obstante, Dcoop ha presentado ya el correspondiente proyecto de actuación para poder acometer su ejecución.

Carneros ha señalado que la intención del grupo cooperativo es que la partidora de Villarrubia comience a funcionar de manera inminente, lo que permitirá a la sección empezara comercializar almendra sin cáscara. 

Para Dcoop, la sección de almendra está llamada a ser una de las más importantes del grupo alimentario después de la de aceite de oliva.

Málaga es sede de la principal cooperativa almendrera de Andalucía, Almendrera del Sur (Almensur), que comercializa anualmente entre 12.000 y 15.000 toneladas de almendras, el 70 por ciento de las cuales tiene como destino el mercado exterior. Sin embargo, desde hace dos años cuenta como competidor con el gigante agroalimentario Dcoop, que es el mayor productor oleícola del mundo. El grupo cooperativo cuenta con secciones de aceite de oliva, aceituna de mesa, ganadería, vino, cereales y suministros.

La producción media mundial de almendra ha pasado de unas 800.000 toneladas en 2010 a 1,1 millones de toneladas, debido al interés por losconsumidores por este fruto seco y a sus beneficios para la salud.

Granada, con más 5.500 toneladas, es la principal provincia productora. Le sigue Almería, unas 4.893 toneladas y Málaga, con unas 2.280 toneladas de almendra. Las nuevas plantaciones se caracterizan por ofrecer mayor productividad y un desarrollo más rápido del árbol. La mayoría de los nuevos cultivos están apostando por variedades tardías como la Guara y la Lauranne, que se salvan mejor las heladas y del frío; con una mayor capacidad productiva, con tolerancia a heladas, sequía, plagas, enfermedades y otras condiciones adversas, y además que admiten regadío.

El cultivo del almendra lleva un tiempo que no deja de crecer. Organizaciones agrarias como COAG han presentado al almendro como alternativa rentable frente al olivar en la provincia de Jaén.

Aceituna de mesa

Dcoop ha concluido el proyecto de la fábrica de aderezo de aceituna de mesa de la fábrica que tiene en Dos Hermanas (Sevilla). La actuación llevada a cabo ha supuesto un presupuesto de 10.586.143,11 euros, y ha tenido como finalidad la automatización y robotización de gran parte de los procesos de la fábrica, lo que ha permitido optimizar la mano de obra y ganar en eficiencia.

El proyecto de modernización garantiza al 120% la seguridad del producto y salvaguarda las marcas ofreciendo total garantía.

Además, gracias a la nueva maquinaria de la fábrica, según Dcoop, se abre a la posibilidad de atender la demanda de nuevos formatos de flexibles que ya se está dando en el mercado. Para ello, se han instalado nuevas nodrizas de alimentación a deshueso y nuevas deshuesadoras más rápidas, con más aceitunas deshuesadas por minuto y más efectivas, debido a un nuevo sistema de engrase que evita el calentamiento y a un mayor número de punzones.

También se han instalado selectoras de color para las aceitunas verdes y de relleno y nuevas nodrizas de productos terminados, tanto para almacenar previo envasado como para almacenar previo llenado de bombonas.

Por otro lado, se ha acometido la mejora y reestructuración de líneas de envasado, añadiéndolas a dos líneas de frascos de cristal y de latas escaldadores y tolvas; se han instalado dos nuevas líneas de envasado de bolsas, tanto en plástico como aluminio, que junto a una existente conformarán la nueva planta de envasado de bolsas. La inversión llevada a cabo ha permitido automatizar el encestado y desencestado de envases.

Paralelamente se han adquirido nuevos autoclaves de doble puerta, nuevos carros y bandejas de envases, dos aparatos de rayos x para inspección de bolsas, tres finales de línea de envasado de bolsas, dos automáticos y uno manual para formatos no habituales, y una instalación de encajado y paletizado.

Dcoop es actualmente el mayor grupo agroalimentario del sur de España y líder mundial en producción de aceite y aceituna de mesa. Reúne un total de 400.000 hectáreas de olivar con 50 millones de olivos y su facturación superó los 1.000 millones de euros en 2017. De este montante, casi 98 millones se corresponden con la sección de aceituna de mesa, cuya producción roza las 87.500 toneladas (16% del total de España). Esta sección está formada por 25 cooperativas asociadas y dos plantas industriales, ya que a las instalaciones de Dos Hermana se suma otra ubicada en Monturque (Córdoba).Por otra parte,