La estevia encuentra en las infusiones una vía para expandirse

Leovigildo Martín, en una de sus plantaciones de estevia en la Axarquía./Agustín Peláez
Leovigildo Martín, en una de sus plantaciones de estevia en la Axarquía. / Agustín Peláez

La Unión Europea autorizó en 2017 la comercialización de las hojas de la planta como acompañante de otras elaboraciones vegetales

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La estevia (Stevia rebaudiana) es una planta originaria de Paraguay que ha sido bautizada como el endulzante del futuro. No en vano, es 300 veces más dulce que el azúcar. Aunque no fue hasta el siglo XIX cuando los científicos comenzaron a investigar más detalladamente la estevia, los indígenas de Paraguay ya la empleaban en el siglo XVI para endulzar bebidas y medicinas. Actualmente se cultiva especialmente en Brasil y Paraguay, y China es el principal exportador de productos de estevia.

Sin embargo, el clima cálido de la provincia de Málaga ha favorecido también la expansión de la estevia, que cuenta con unas 20 hectáreas de cultivo, repartidas entre la Axarquía y el Valle del Guadalhorce. La producción anual ronda los 20.000 kilos, aunque en los últimos años la superficie ha ido reduciéndose debido a las dificultades que han encontrado los productores para su comercialización. «Entra muchísima estevia de Paraguay a precios muy bajos, con la que no podemos competir, y luego está el problema de la venta de la hoja en fresco, que sólo se ha autorizado hace apenas un año, y siempre que se haga mezclada con infusiones o en bolsitas», comenta Leovigildo Martín, uno de los pioneros en este cultivo en la provincia.

Junto a 75 socios, cuentan con instalaciones en el polígono industrial de Cajiz y en el Parque Tecnoalimentario de El Trapiche, en Vélez-Málaga, donde están ultimando el lanzamiento de las primeras bolsitas de hojas de estevia malagueña mezclada con infusiones como la manzanilla, la tila, la menta poleo o el té. «Tenemos el apoyo de la marca promocional 'Sabor a Málaga', y vamos a lanzar 12.000 cajitas de 25 infusiones», desvela Martín, quien explica que los problemas legales con la comercialización de la hoja de estevia han frenado la expansión del cultivo en la provincia. «Tenemos que apostar por la calidad, con producciones certificadas como ecológicas y envasadas por nosotros para tener un valor añadido», asegura.

La empresa mijeña Stevia Premium comercializa la hoja de estevia mezclada con infusiones, en polvo y en cápsulas

En sus Centros de Transformación Ecológica están trabajando también con la moringa, otro cultivo que está expandiéndose con mucha fuerza en la Axarquía. «Elaboramos cápsulas de moringa», desvela Leovigildo Martín, quien explica que para confeccionar las bolsitas de infusiones con hojas de estevia han recurrido a empresas procesadoras de la zona del levante.

Extracto de estevia

La comercialización de la hoja de estevia fue autorizada por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), dependiente del Ministerio de Sanidad, el 19 de junio de 2017. Anteriormente sólo estaba permitido el extracto puro (steviol o steviósido). Con este último producto es con el que se elaboran chocolates, chicles, endulzantes y bebidas. «Puede llegar a ser hasta 300 veces más dulce que el azúcar, por lo que es muy usado en industrias de panadería, refrescos y helados», explica Enrique Vicent, de la empresa mijeña Stevia Premium, fundada en 2015.

No obstante, el steviol no tiene ninguna propiedad de la hoja de la estevia. «Solo mantiene su poder endulzante, ya que en el proceso de su fabricación se eliminan todas las cualidades de la hoja, resultando un producto totalmente inocuo, pero muy útil para las personas que no pueden tomar azúcar y que, con este producto o sus derivados, pueden seguir tomando productos dulces, sin perjuicio ninguno, cosa que agradecen las personas diabéticas o cualquiera que quiera evitar la ingesta de azúcar, sacarinas y demás productos que pueden ser perjudiciales para la salud», asegura Vicent.

La empresa procesa una media de 2.000 kilos de estevia al mes, con certificado ecológico, con los que elaboran una amplia gama de productos, que incluyen chocolates con estevia, comprimidos y hojas secas en distintas presentaciones. Venden en el territorio nacional y exportan a Francia, Italia, Bélgica, Alemania y Ucrania, entre otros países. Además trabajan con otros productos como la moringa, el cáñamo, la espirulina, el té matcha, la canela de Ceylan o la cúrcuma.

Entre las propiedades más destacadas de la estevia, destacan que es apta para diabéticos y celíacos, incluyendo todos sus derivados; es antioxidante, bactericida, diurético suave y cicatrizante; regula la glucosa en sangre; ayuda a bajar la tensión; mejora las funciones gastrointestinales; combate las caries y la placa bacteriana; ayuda a luchar contra el hongo candiasis, y reduce el deseo de tabaco y alcohol.

¿Y por qué es tan dulce? Debido a que la planta cuenta con ocho glucósidos: esteviósido, rebaudiosido A, C, D, E y F, esteviolbiosido y dulcosida A. El esteviósido es el extracto más abundante de todos, pues algunas hojas de ciertos cultivos de estevia contienen hasta un 18% de esteviósido. El extracto de estevia tiene cero calorías. Los edulcorantes de mesa basados en estevia pueden tener cero o calorías mínimas por porción, dependiendo de los otros ingredientes con los que se hayan combinado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos