Denuncian la venta de aguacates inmaduros procedentes de robos y piden más controles en Málaga

Critican la presencia en comercios y mercadillos de fruta que, «a todas luces, no es comestible al faltarle más de dos meses para su recolección»

EFE

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) ha denunciado hoy la venta de aguacates inmaduros procedentes de robos en la provincia de Málaga, un fenómeno que origina competencia desleal, y ha pedido más controles y vigilancia por parte de las autoridades.

El sindicato agrario ha explicado en un comunicado que realiza una campaña de vigilancia de la venta de fruta inmadura, a raíz de las numerosas denuncias realizadas por sus asociados en los últimos días.

En este sentido, Asaja ha asegurado que ha observado la presencia en determinados comercios y mercadillos de fruta que, «a todas luces, no es comestible al faltarle más de dos meses para su recolección y madurez comercial, además de ser mercancía sospechosa de haber sido sustraída».

Por ello, desde el colectivo han demandado a los municipios malagueños que, a través de las policías locales, se refuercen las actividades de control en mercadillos y fruterías para revisar tanto la procedencia de aguacates de dudoso origen, como los mínimos de calidad requeridos.

Asaja ha alertado de que esta fruta se vende a precios inferiores a los de mercado, lo que da lugar a una competencia desleal que crea «graves perjuicios a todo el sector».

«Además de la vigilancia de los robos en el campo, es muy importante controlar su posterior venta ilegal en carreteras, mercadillos o establecimientos; y si la lucha contra los robos es eficaz, evitaremos también que los agricultores, por miedo a que les roben el fruto de todo un año de trabajo, recolecten antes de tiempo», ha añadido el sindicato.

Asimismo, ha demandado «sanciones ejemplares» para los intermediarios que compran o subastan mercancía que saben que es robada y que no cumple las condiciones mínimas de madurez para su consumo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos