Antequera, territorio de las habas verdes

La campaña de las habitas baby para la conserva comenzó hace unos días en la comarca de Antequera. :: sur/
La campaña de las habitas baby para la conserva comenzó hace unos días en la comarca de Antequera. :: sur

El cultivo, que ocupa unas 500 hectáreas en la comarca Norte, se ha desarrollado de la mano de la empresa de conservas Alsur

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Entre todos los cultivos hortícolas del campo malagueño hay uno que sobresale especialmente por su extensión. Se trata de las habas verdes. Según el balance agrario de Asaja Málaga correspondiente a 2018, en la provincia este cultivo hortícola alcanzó la pasada campaña las 1.000 hectáreas de cultivo, por delante incluso del de tomates, que sólo alcanzó las 970 hectáreas. Su aportación a la facturación final agraria de la provincia sin embargo no fue de las mayores (12,39 millones de euros en 2018). Fue el cuarto cultivo en facturación por detrás de los 39 millones de los tomates, 18,60 millones del cultivo de pimiento, y de los 18,56 de las judías verdes. Pero si hay una comarca malagueña que destaca por dedicar más superficie a la producción de habas verdes es con diferencia la de Antequera, que abarca la mitad de las 1.000 hectáreas de toda la provincia, lo que convierte a la zona Norte en el territorio de las habas verdes. Lo más curioso de todo es que hace apenas 25 años el cultivo era casi insignificante. Fue la empresa de conservas vegetales Alsur, ubicada en Antequera, la que promocionó el cultivo para producir habitas Baby en aceite.

Crecimiento

«Al principio los agricultores no eran muy partidarios de cultivar habas verdes, porque exigen mucho trabajo. Sin embargo, después de algunas pruebas se dieron cuenta de que es un cultivo rentable», recuerda el director de Alsur, José Jiménez. «Tuvimos que empezar comprando la producción de otras zonas de cultivo andaluzas, pero poco a poco conseguimos que un grupo de agricultores de la comarca de Antequera se animarán y apostarán por cultivar habas verdes. El crecimiento desde entonces ha sido enorme. Hoy en día contamos con cerca de 700 hectáreas. La mayoría en la comarca norte y el resto en el municipio sevillano de Lebrija», afirma Jiménez.

El gerente de Alsur aclara que la habita 'baby' no es el fruto de una variedad de especial. Es un haba que se cosecha intencionadamente pequeña para destinarla a la conserva. Sólo son válidos aquellos granos o semillas que no miden más de doce milímetros de diámetro. El resto, las de mayor tamaño, son subproductos y se destinan a la congelación. La variedad de haba más frecuente y que más se cultiva es la conocida como 'Reina blanca'.

En Andalucía existen dos fabricantes que se dedican a la elaboración de conservas de habitas en aceite, Alsur, con sede en Antequera, y Mata, en la provincia de Jaén.

Campaña corta

Según Jiménez, esta campaña debido a las altas temperaturas la cosecha ha comenzado antes de lo previsto. En concreto, a medidos de marzo, cuando lo normal es que sea a finales de este mes o principios de abril, finalizando a mediados de mayo. «Se trata de una campaña corta, de apenas 40 días. El secreto está en cosechar las habas antes de que superen el tamaño deseado y no engorden», explica.