UPA Andalucía se une a las protestas contra las reducciones de módulos aprobadas por el Gobierno

UPA Andalucía se une a las protestas contra las reducciones de módulos aprobadas por el Gobierno

La asociación agraria y ganadera lamenta que la Orden se olvide de sectores como el aceite de oliva y los productos hortícolas

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Continúa el goteo de protestas de las organizaciones agrarias contra la orden de reducción de módulos (índices de rendimiento neto) aplicables en el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para actividades agrícolas y ganaderas correspondientes al ejercicio 2018. Ahora le ha tocado el turno a UPA Andalucía, que considera que la Orden HAC/485/2019, de 12 de abril, públicada el pasado martes en el BOE se olvida de sectores como el aceite de oliva y los productos hortícolas.

Según UPA, la orden debe recoger las diversas circunstancias excepcionales que hayan afectado a las actividades agrícolas y ganaderas en el pasado año. «Así, 2018, ha estado especialmente marcado en Andalucía por unas condiciones climatológicas adversas, como han sido temporales de lluvia, tormentas, viento y granizo, y otras cuestiones como importantes crisis de precios provocadas por la inestabilidad del mercado y la especulación por parte de la industria y la comercialización», señala UPA, para quien, aunque la Orden da amparo a importantes circunstancias acontecidas durante el año 2018, como ocurre con el sector de los cítricos, la apicultura, el bovino de leche y la patata, «se olvida incomprensiblemente de importantes sectores para los cuales nuestra organización había solicitado reducción de módulos y no han sido contemplados, entre otros, el aceite de oliva y los productos hortícolas», según denuncia el secretario general de UPA Andalucía, Miguel Cobos, en un comunicado.

UPA Andalucía lamenta «la falta sensibilidad por parte del Gobierno central en la reducción de los módulos del IRPF para estos cultivos estratégicos de Andalucía que, claramente, han padecido graves circunstancias excepcionales». Para Cobos, «son actividades que han sufrido una grave crisis de precios que ha obligado a los productores a vender sus producciones a lo largo de 2018 por debajo de lo que les cuesta producirlas y, por tanto, es un sinsentido que además tengan que tributar sobre pérdidas».

Por todo ello, desde UPA Andalucía, exige a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la rectificación y posterior publicación de la corrección de la Orden con carácter inmediato, de tal forma que aquellos cultivos y sectores afectados en Andalucía, que se han visto excluidos y discriminados injustamente (y que UPA había recogido en el informe transmitido al Gobierno central), sean finalmente incluidos.

Del mismo modo, «desde UPA Andalucía instamos al Ministerio de Hacienda a que, de cara al futuro, la Orden de reducción de módulos fiscales sea publicada antes del comienzo de la campaña de la renta, para que los agricultores y ganaderos conozcan desde el primer momento de la tramitación los índices aplicables dentro de sus sectores», según Miguel Cobos.

Desde la publicación de la rebaja de módulos, Asaja Málaga y la propia Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible han solicitado del Gobierno que reconsidere la rebaja fiscal aplicada para que se eviten agravios.

En la provincia de Málaga sólo 26 municipios han sido incluidos en la Orden HAC/485/2019, de 12 de abril, por la que se reducen para el período impositivo 2018. Sin embargo, organizaciones agrarias como Asaja Málaga consideran que la Orden deja fuera a buena parte de los pueblos afectados por las inundaciones registradas en las comarcas de Guadalteba y Guadalhorce en octubre del pasado año.

Según Asaja, los municipios afectados por las inundaciones, fueron Alameda, Algatocín, Almargen, Álora, Alozaina, Alpandeire, Antequera, Ardales, Arriate, Atajate, Benadalid, Benalauría, Benaoján, Benarrabá, Campillos, Cañete la Real, Carratraca, Cartajima, Casarabonela, Casares, Cortes de la Frontera, Cuevas del Becerro, El Burgo, Estepona, Faraján, Fuente de Piedra, Gaucín, Genalguacil, Guaro, Humilladero, Igualeja, Jimera de Líbar, Jubrique, Júzcar, Parauta, Pujerra, Ronda, Sierra de Yeguas, Teba, Yunquera, Alhaurín el Grande, Coín, Colmenar, Monda, Ojen, Serrato, Tolox y Vélez-Málaga.

Sin embargo, los únicos incluidos en la Orden han sido Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Álora, Alozaina, Antequera, Carratraca, Cártama, Casarabonela, Coín, Guaro, Marbella, Monda, Pizarra, Riogordo, Tolox, Villanueva de Algaidas y Yunquera, con el indice de rendimiento neto del 0,18 para aceituna de mesa, a la vez que Alpanderire, Faraján, Genalguacil, Jubrique, Júzcar, Parauta y Pujerra, para la castaña el indice será también del 0,18, mientras que en Cartajima, el castaño y la aceituna de mesa tendrán también el mismo índice de rendimiento neto.