Conde usó un sistema mafioso para eludir al fisco

J. A. BRAVO

madrid. Mario Conde diseñó un sistema similar al de cualquier asociación mafiosa para ocultar a Hacienda un patrimonio multimillonario y poder así blanquearlo. Así lo afirman los expertos de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía asignados a este caso, quienes describen cómo el exbanquero recurrió a testaferros, sociedades pantalla y simulación de ingresos ficticios para ocultar «fondos opacos» que, según los agentes, podría mantener en la actualidad fuera de España. Fruto de sus primeras pesquisas, que llevaron a la detención del expresidente de Banesto el pasado 11 de abril y su posterior ingreso en prisión, se descubrió que aquel había repatriado de forma irregular 13,06 millones de euros desde 1999 hasta hoy en día. Se sospecha que el grueso de esos fondos proceden precisamente del desfalco cometido en la citada entidad financiera.

Conde, sin embargo, declaraba oficialmente al fisco unos ingresos «un tanto exiguos», según la UDEF, básicamente derivados de su actividad como tertuliano y los derechos sobre su biografía. Y ello, resalta la Fiscalía, no se compadece con su «altísimo nivel de vida», que incluía gastos abultados en grandes almacenes, el mantenimiento de un yate, ser socio de un club de golf de lujo y contar con un servicio doméstico compuesto por «cocineros, jardineros y conductores».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos