'Black Friday' de ahorro energético: los electrodomésticos gastan hasta un 10% menos de luz según su eficiencia

Electrodomésticos en acero. /
Electrodomésticos en acero.

Uno de cada cuatro aparatos que se adquieran este viernes no están etiquetados correctamente, según las organizaciones medioambientales

JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Las tiendas de lavadoras, neveras, televisores y cualquier otro bien para equipar los hogares van a hacer su particular agosto este Black Friday. Sus clientes también, porque podrán ahorrar un buen pellizco en el precio de esos aparatos. Pero, además, pueden añadir un descuento adicional si tienen en cuenta la eficiencia energética de esos productos. El ahorro medio que pueden conseguir en el consumo de electricidad que realicen cuando se utilicen puede alcanzar el 10%, dependiendo de la calificación que otorgada a cada uno de ellos.

Así lo estima la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos (Anfel), a través de los cálculos realizados en diferentes tipos de aparatos. Por ejemplo, un congelador de categoría A+++ (la mejor posible) podría conseguir un ahorro máximo de 162 euros a lo largo de su vida útil, frente a otro con nivel A++, con el que la rebaja se encontraría en los 147 euros. En una secadora, las diferencias serían de entre 128 y 118 euros, respectivamente. O, por ejemplo, para un horno, entre 52 y 48 euros, según una u otra categoría energética.

Con estas cifras sobre la mesa, la Comisión Europea ha lanzado una campaña de cara a este viernes de consumo masivo para recordarlo como un Greenday a la hora de adquirir cualquier tipo de producto que consuma electricidad. La propia Comisión han lanzado una propuesta para modificar las etiquetas energéticas que se adhieren a estos aparatos y clarificar su eficiencia ante la disparidad de datos de los que dispone el consumidor. Del actual sistema A+++, A++, A+ se pasará a las categoría de la A a la G, siendo la primera la más eficiente, frente a esta última. Desde Bruselas estiman que con las nuevas denominaciones, se generará un ahorro adicional de 15 euros al año para los consumidores.

El cambio llegará, además, después de que varias organizaciones hayan detectado que hasta un 38% de estos aparatos no cuentan con una certificación energética correcta. Uno de cada tres nisiquiera tienen una etiqueta visible y, en el caso de las tiendas de Internet, sólo un 13% de ellas utilizan el etiquetado al promocionar estos electrodomésticos u otro tipo de aparatos similares, según MarketWatch.

Algunas organizaciones también han realizado estudios acerca del ahorro que puede conseguir una familia al adquirir un determinado producto según el consumo de electricidad que realice, comparándolo con el precio del mismo. Por ejemplo, la aplicación ecoGator selecciona los electrodomésticos más eficientes del mercado con la que se puede realizar esta comparativa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos