El FMI advierte de que la caída del petróleo «no cura» la debilidad de la economía europea

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde./
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

Christine Lagarde señala que persisten los riesgos de deflación en la zona euro y pide a los gobiernos "profundizar" en las reformas estructurales para impulsar el crecimiento

DAVID VALERAMadrid

El FMI ha advertido de que la caída del precio del petróleo y, en menor medida, el sostenido crecimiento de EE UU son positivos para la economia global pero "no cura" la "debilidad" de la zona euro y Jaón. Así lo ha explicado la directora gerente del organismo internacional, Christine Lagarde, quien también ha insistido en la necesidad de los gobiernos de continuar con las reformas estructurales.

En concreto, la responsable del FMI ha resaltado como uno de los riesgos de la economía global el hecho de que la zona del euro y Japón podrían permanecer atrapados en un periodo de bajo crecimiento y baja inflación durante un tiempo prolongado. Además, Lagarde ha recordado que la caída del crudo está provocando tasas de inflación muy bajas en los paísescomunitarios, lo que eleva el riesgo de deflación. "Esto impulsa la necesidad de estímulos monetarios adicionales que el Banco Central Europeo (BCE) ya ha dicho que llevará a cabo si son necesarios", ha asegurado.

Lagarde ha reconocido que la caída de los precios del crudo es una "inyección" para la economía global, ya que aumenta el poder de compra de los consumidores y la demanda privada en los países importadores. Por ello, dependiendo del tiempo que permanezca el petróleo en niveles bajos, podría contribuir al crecimiento global durante un tiempo.

En su opinión, hacer frente a los desafíos a los que se enfrenta la economía mundial requiere decisiones basadas en "políticas valientes, acciones decididas y pensamiento multilateral", lo que debería impulsar un "verdadero liderazgo global" y mayor cooperación.