El FMI espera hasta un 0,7% más de crecimiento gracias a la caída del petróleo

Vista de una plataforma petrolífera /
Vista de una plataforma petrolífera

"Vemos esto como una inyección de ánimo para la economía global", aseguran los autores de un informe de la institución, que anteriormente había pronosticado un aumento del PIB mundial para 2015 del 3,8%

AGENCIASMADRID

Los precios del petróleo se mantendrán bajos en el futuro, circunstancia que ayudará a impulsar la economía mundial entre un 0,3 y un 0,7% más del 3,8 % previsto, aseguraron en un informe varios economistas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Los precios del petróleo han bajado recientemente afectando a todos: productores, exportadores, gobiernos y consumidores. En general, vemos esto como una inyección de ánimo para la economía global", afirman los economistas Rabah Arezki y Olivier Blanchard.

Según los dos firmantes del documento, esa situación puede provocar "un incremento del producto interior bruto (PIB) mundial de entre el 0,3 y el 0,7% en 2015". Ese avance se produciría sobre la previsión del crecimiento económico global del 3,8 por ciento para el año próximo que el Fondo ya divulgó el pasado mes de octubre, cuando subrayó que, "pese a los reveses, la desigual recuperación global continúa".

Con los precios actuales, que han caído casi un 50 por ciento desde junio y se sitúan en torno a los 55 dólares el barril, los expertos del FMI prevén que los niveles de producción petrolera "podrían bajar, pero sólo de forma moderada en menos del 4 por ciento en 2015", de ahí que se beneficie la economía. El informe indica también cómo afectará el mantenimiento de los precios bajos del crudo a las dos principales economías del mundo: Estados Unidos y China.

En EE UU, los economistas del FMI esperan un impulso del PIB de entre el 0,2 y el 0,5 por ciento sobre la base del aumento del 3,1 por ciento que la institución multilateral planteó en octubre para ese país. En China, el abaratamiento del "oro negro" podría contribuir a un progreso del PIB de entre el 0,4 y el 0,7 por ciento sobre la base del 7,1 por ciento pronosticado en octubre por el Fondo.