Joan Antoni Melé: «Lléveme a Marbella y lograré que más de uno no duerma bien»

Joan Antoni Melé, subdirector general de Triodos Bank. /
Joan Antoni Melé, subdirector general de Triodos Bank.

Olviden los estereotipos sobre los banqueros. Joan Antoni Melé es subdirector general en España de una entidad de crédito que opera en toda Europa, con un balance de 6.447 millones de euros. Pero no habla de números, sino del poder transformador del dinero en la sociedad

NURIA TRIGUERO

Este barcelonés nacido en el 51 lleva 40 años en el sector financiero, pero hace diez dio el salto a la banca ética, donde gana menos pero es «más feliz».

Joan Antoni Melé

¿Quién es? Subdirector general de Triodos Bank, el referente europeo en banca ética.

Agenda. Participa en las II Jornadas Hermético-Alquímicas de la Escuela Andalusí, que se celebran en Málaga, con la colaboración de la Universidad, entre el viernes y el domingo de esta semana, con la conferencia Dinero y conciencia: hacia una transformación social.

¿Qué pinta un banquero en unas jornadas alquímicas?

Los alquimistas lo que hacían era coger los elementos más pesados, como el plomo, y transformarlos en oro. Pero esto era sólo algo simbólico de lo que ellos intentaban, que era transformar las partes más oscuras del ser humano en algo superior. Nosotros intentamos hacer esto con la economía y el dinero: hacer un uso consciente del dinero para transformar la sociedad.

Permítame decirle que eso de banca ética suena paradójico. Algo así como ladrón honrado...

Yo lo que digo es que el dinero es relación entre los seres humanos y si no ponemos nuestra conciencia en esta relación, entran otros elementos y nos llevan adonde nos han llevado. Nosotros proponemos un modelo de conciencia, de responsabilidad, de economía real, en la que ganemos todos y preservemos el planeta. Y no es ninguna utopía, lo llevamos haciendo desde hace más de cuarenta años.

¿Los banqueros se han ganado la mala fama a pulso?

Sí, los bancos han hecho barbaridades, pero los clientes no son inocentes. He perdido clientes porque había otro banco que les pagaba muchísimo más por su dinero. Yo les preguntaba cómo era posible y me decían que les daba igual. Luego resulta que el banco invertía en Madoff y... ¡Ay, he perdido mi dinero! Claro, es que tú querías ganar mucho sin hacer nada. Y milagros no hay con el dinero. Sí que hay gente que ha sido engañada, gente mayor que firmaba con el dedo y le vendían preferentes. Pero también muchos que por la codicia se han metido en cosas especulativas. Todos debemos sentirnos responsables porque si pensamos que sólo es culpa de los banqueros, volveremos a cometer los mismos errores.

Pero algo habremos aprendido de la crisis...

Vamos por buen camino, pero no es suficiente. Ahora se habla más de todo esto, pero hacen falta cambios reales. Es que este banco me engañó... ¿pues por qué sigues dejándole tu dinero? Parece el síndrome de Estocolmo.

¿La codicia es el peor pecado?

No, no es el peor. Hay muchos. La codicia es un problema de esta época, el otro es el miedo. El ser humano puede hacer cosas grandiosas, lo hemos visto a lo largo de la Historia, pero nos han paralizado con el miedo. El miedo nos hace comportarnos como animalitos.

¿Ha conseguido convertir a muchos ricos?

A algunos. Es más fácil hacer pensar a alguien que tiene sus necesidades cubiertas que a alguien que no sabe cómo pagar la hipoteca. Ahora está habiendo un movimiento en el mundo, hay gente millonaria que está donando mucho dinero a causas sociales. Bill Gates va a dar toda su fortuna menos 500 millones para sus hijos. Lo que pasa es que no es fácil. Hay gente que dice: si tuviera dinero lo daría, pero luego cuanto más dinero tienes más quieres tener. No es tan fácil desprenderse de la tiranía del dinero. También es cierto que cuando uno empieza a dar descubre que es una liberación y le cambia la vida.

¿Ha ido a Marbella a captar millonarios para su causa?

Estuve el año pasado en un seminario, pero no era con gente rica. Si un día me invitan iré con muchísimo gusto y probablemente consiga que más de uno esa noche no duerma bien.

En la banca ética no se cobrarán pluses millonarios...

Ni millonarios ni pequeños. Los directivos tenemos un salario y hagamos lo que hagamos al final de año vamos a cobrar lo mismo. Y esto es muy sano. Qué mejor motivación que hacer un trabajo que es útil para la sociedad, y te levantas cada mañana sabiéndolo.