Nadal debuta en Wimbledon con remontada

Nadal, celebra su victoria ante Klizan. /
Nadal, celebra su victoria ante Klizan.

El número uno del mundo supera a Klizan en cuatro sets y ya espera a Rosol, su verdugo en 2012

COLPISA/AFPLONDRES

Rafa Nadal había advertido que la primera ronda de Wimbledon es más peligrosa que la de cualquier torneo y, este martes, el español empezó perdiendo su partido de debut ante el eslovaco Martin Klizan, antes de remontar e imponerse en cuatro sets. Nadal, número uno del mundo y segundo cabeza de serie en el torneo sobre hierba londinense se impuso a Klizan por 4-6, 6-3, 6-3 y 6-3 y ya espera al checo Lukas Rosol, su verdugo en 2012. El suizo Roger Federer, siete veces ganador en el All England Club, que se enfrentaría en semifinales a Nadal si ambos llegan a esa eliminatoria, también venció en su estreno, al italiano Paolo Lorenzi, por 6-1, 6-1 y 6-3.

Nadal estaba avisado y sin embargo empezó perdiendo la primera manga ante Klizan. El año pasado ya cayó en primera ronda frente al belga Steve Darcis, y hace dos años en segunda, ante Lukas Rosol, dos jugadores desconocidos. «En los últimos tres años no he jugado mucho en hierba, y eso afecta al ritmo y a la confianza», explicó el balear de 28 años, que en la próxima ronda se reencontrará con Rosol.

«Es muy peligroso, muy fuerte, muy poderoso. Tendré que jugar muy bien si quiero ganarle», vaticinó Nadal. Si la superficie de arcilla de Roland Garros le permite al mallorquín negociar los puntos desde el fondo de la cancha como un vendedor de alfombras, en la hierba del All England Club los negocios se cierran rápido. En palabras de Roger Federer: «Hay una manera de hacer bien las cosas aquí. Tienes que servir bien, moverte bien en la red, anticiparte bien a los movimientos del contrario y dar los golpes correctos».

Nadal, campeón en Wimbledon en 2008 y 2010, confundió la receta en el arranque del partido, sobre todo la parte de la red: subió en cinco ocasiones pero sólo anotó en dos (4/7 para su rival). Klizan, de 24 años, tiene el perfil físico perfecto para Wimbledon, el de los campeones Pete Sampras, Richard Krajicek y Goran Ivanisevic. Es alto -1,90 m.- y flaco, con unos brazos largos que parecen catapultas cuando sirve, parecido a los jugadores que eliminaron a Nadal en las dos ediciones anteriores.

Para Nadal, las eliminaciones de favoritos en primera ronda son un fenómeno típico de Wimbledon. «Es el torneo más peligroso del año. Cuando llego a Roland Garros ya he jugado un mes en cancha de tierra batida (...), así que ya puedo imaginarme más o menos cómo voy a jugar». «En el Abierto de Estados Unidos es lo mismo. Es cierto que Australia es el principio de la temporada, pero es una superficie que conozco y no es un cambio muy fuerte. Aquí, en cambio, sí. Especialmente al principio del torneo, cuando las canchas son un poco más rápidas», argumentó el español.