Maden pone fin a la aventura de Davidovich en París

Davidovich, en la fase previa jugada en París. /SUR
Davidovich, en la fase previa jugada en París. / SUR

El malagueño cede en tres sets en la final de la fase previa de Roland Garros ante un rival alemán más fiable y experto en su juego

PEDRO LUIS ALONSOMálaga

La cifra de diez errores no forzados de Yannick Maden (115º del 'ranking' ATP) y octavo favorito, por 51 de Alejandro Davidovich (133º), decimoséptimo preclasificado, resume la contienda entre alemán y malagueño, en una de las finales de la fase previa en Roland Garros. Al joven rinconero nunca le faltó tenis y talento en relación a su némesis (porque, en su incipiente carrera ya le ha ganado dos duelos en el circuito), pero sí más pausa y calma. Decidir mejor en cada momento. La estrategia de Maden, de no cometer errores y esperar a la precipitación de su contrincante le dio resultado.

El choque, que daba acceso al cuadro final en París, a los ansiados partidos a cinco sets que todavía no ha jugado Davidovich, se resolvió en dos horas y un minuto por 3-6, 6-3 y 1-6. En el primer set fue suficiente que el pupilo de Jorge Aguirre entrara con un poco de menos tensión. El 'break' en el segundo juego, en la única bola de ruptura, fue suficiente.

El mejor Davidovich, el favorito indiscutible de los seguidores congregados en la grada de la pista 9, se vio en la segunda manga. Presionó a su rival, rompió también su servicio en el segundo juego y apretó los dientes para conservar la ventaja. Todavía con 5-2 fue tratado de unas ampollas en el pie derecho, y el descanso hasta el comienzo del tercer periodo le valió para recibir más atenciones. Pero ya el partido había cambiado definitivamente. Se vio a un Davidovich mucho más impreciso sin confianza, y para un Maden más que baquetado en el tenis todo fue coser y cantar. Esperar su momento. El de Stuttgart, de 29 años, en una lenta pero segura ascensión en el 'ranking', cumplió con el pronóstico y se llevó el premio final. Para el malagueño será sólo cuestión de tiempo.