Palabra de Toni Nadal

Toni Nadal, en un momento de la charla de ayer en Los Guindos. /UnicajaBFotopress
Toni Nadal, en un momento de la charla de ayer en Los Guindos. / UnicajaBFotopress

El tío y exentrenador del mejor deportista español de todos los tiempos inaugura el Aula Abierta de la Fundación Unicaja con una charla magistral sobre la formación de los jóvenes

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSO Málaga

«Quien triunfa es quien tiene más capacidad para perseverar, la gente con más carácter. El talento se forma en la calma y el carácter en la tempestad». Con este argumento y otros muchos de este corte, sencillos pero magistrales, aderezado con anécdotas muy esclarecedoras y un sabio uso de la ironía, Toni Nadal dejó el listón muy alto en la primera cita del Aula Abierta de la Fundación Unicaja, un ciclo que ya tiene asegurada la presencia del juez Emilio Calatayud y que se propone en esencial mejorar la formación de sus jóvenes canteranos y de todos aquellos interesados en profundizar en diversos temas de actualidad.

Toni Nadal, que desde hace meses ya no entrena a su sobrino Rafa, seguramente el deportista española más importante de todos los tiempos, se ha convertido en un avezado especialista en el 'coaching', que alterna con su labor en la Academia de Manacor fundada por el tenista. Ayer acudió a Málaga, una más de su extenso calendario de actos por la geografía nacional, en las que desnuda su tarea en la formación del laureado deportista balear durante tantos años.

«El reto nunca fue ganar dos Roland Garros o cuatro Wimbledon. El principal reto de Rafael (como él y casi sólo él llama a 'Rafa') siempre fue mejorar, la historia de un chico que desde corta edad siempre quiso dedicarse al deporte. Alenté a mi sobrino en que nada de lo conseguido era suficiente. Siempre busqué un punto de insatisfacción. El objetivo siempre fue máximo», expuso en su charla ante unas 700 personas en el remozado pabellón de Los Guindos.

Más

Toni Nadal recordó la primera vez que su sobrino ganó un Campeonato de España. «Tenía 11 años. Dije que me enviaran la lista de los últimos veinticinco campeones de España en la edad de Rafael, por fax. Ahora no recuerdo los nombres. No conocía la mayoría de ellos. Álex Corretja y alguno más, y los pusimos en la lista de los conocidos. Al final había sólo cuatro o cinco que destacaron luego de mayores. Me interesaba que supiera eso», explicó.

«Quien triunfa es quien tiene más capacidad para perseverar» toni nadal

«Probablemente nuestros hijos vivirán en un futuro incierto, así que preparé a Rafael bien para la dificultad –continuó–. Le di más importancia a la formación del carácter que a la formación técnica. A veces fui duro, pero porque le tenía un gran aprecio». Además, Toni Nadal profundizó en el concepto del esfuerzo, al que tanto se suele asociar a Rafa Nadal: «No creo en el esfuerzo. Creo en la exigencia, que conlleva esfuerzo. ¿Messi es muy esforzado? No lo sé. Sí es muy exigente, quiere ser el mejor. El esfuerzo a veces se queda en un aspecto físico y no es suficiente. ¿Por qué se dice que lucha tanto Rafael? Porque tiene fe, porque cree en sí mismo, porque está plenamente motivado. Rafael tiene un gran talento, aparte de que corre mucho, pero siempre está dispuesto a hacer lo necesario para alcanzar sus metas».

Vista del público, con Toni Nadal de espaldas.
Vista del público, con Toni Nadal de espaldas. / UnicajaBFotopress

Un asunto clave de su charla fue sobre la juventud actual. La falta de relevo en la élite del tenis es evidente. Los talentos tardan más en irrumpir: «Cuesta más porque ha cambiado la mentalidad de los chicos. Hoy hemos hecho del pasarlo bien algo esencial. Y tenemos muchas más cosas. Soy un escéptico de las nuevas tecnologías, porque a veces distraen. Hay una fata de compromiso, de pasión. Es mi impresión. Me baso en hechos. Antes la gente con menos medios empezaba a jugar con 6 o 7 años y a los 18 o 19 ya estaba bien formado y eran capaces de ganar torneos importantes. Rafa ganó en Montecarlo y la Copa Davis con 18 y Roland Garros con 19. Cuando llegamos al circuito, los mejores tenían apenas 20. ¿Por qué razón ahora no están? La 'superprotección' lleva a que llegues más tarde».

En la misma línea añadió: «Hoy en día cuesta dar mensajes a los jóvenes. Es muy difícil decirle a alguien 'tú no eres suficientemente bueno'. El autoengaño no va bien». Al hilo de ello recordó una anécdota con Rafa en Australia, cuando el tenista atribuyó al intenso calor un mal partido. «Le dije: 'Pues debe haber hecho calor en mitad de la pista, porque tu rival sí que estuvo bien'», expuso. «No busques excusas, no busques justificaciones, porque nunca nos van a ayudar», zanjó.

La charla, de una hora de duración y con un turno de preguntas, congregó a toda la familia cajista, comenzando por su presidente, Eduardo García; consejeros del club; el director deportivo, Carlos Jiménez; la mayoría de la primera plantilla y de la cantera. También asistió todo el nuevo cuerpo técnico malaguista, con Víctor Sánchez del Amo, al frente del mismo, y el director de la Academia, Rafa Gil.

Elogios a Davidovich

Toni Nadal charló con los medios de comunicación antes de su conferencia. Tuvo palabras para la estupenda progresión del malagueño Alejandro Davidovich: «Es un muy buen jugador. Un chico de 19 años que está en cuartos de final de Estoril ya sabes que si todo va bien será un buen profesional. Le he visto unas cuantas veces, no partidos completos, pero tiene un buen futuro. Está en el camino y si sigue progresando estará muchos años en el circuito». Además, se atrevió a dar otro nombre de futuro para el tenis español, el del murciano Alcaraz. También se refirió a la ausencia de títulos de su sobrino, Rafa Nadal, esta campaña: «En Montecarlo jugó bastante mal, sobre todo el partido contra Fognini. A Barcelona ya fue con cierta intranquilidad, pero Thiem fue un poco superior, pero espero que el nivel será bueno en lo queda de temporada de tierra».