El malagueño Davidovich, a semifinales en el Challenger de Génova

P. L. ALONSOMÁLAGA.

Alejandro Davidovich (126º del 'ranking' ATP) suma y sigue. El joven talento malagueño ha encadenado ya dos semifinales seguidas en sendos torneos de categoría Challenger, lo que seguramente le permitirá el próximo lunes volver a escalar en la clasificación ATP y alcanzar su mejor nivel de siempre. La semana pasada lo hizo en Manacor, y ahora en Génova (Italia), esta vez en tierra, su mejor superficie. Ayer se impuso por un doble 6-4 en una hora y veinte minutos al japonés Taro Daniel (136º), con el que nunca se había enfrentado.

El partido no deparó demasiado sufrimiento esta vez a Davidovich, que pese a no estar muy sólido con el servicio, con porcentajes bajos de eficacia en los primeros, sí supo atacar con el resto a su rival, de características de juego muy parecidas. De esta forma, casi siempre fue llevando la iniciativa en el marcador en un duelo atractivo para el espectador por la espectacularidad de los puntos y el repertorio de globos y dejadas del tenista rinconero.

Su cruce de hoy en semifinales es el ilerdense Albert Ramos-Vinyolas (52º), segundo cabeza de serie. Curiosamente, el año pasado fueron compañeros de equipo en la Copa Davis en Marbella, y Davidovich hizo de 'sparring' de los titulares elegidos. Ramos-Vinyolas superó ayer por 6-2 y 6-4 el brasileño Thiago Monteiro (101º).