España-Paraguay

España, con la lección aprendida en la Copa Federación

Garbiñe Muguruza, junto a Anabel Medina. /Efe
Garbiñe Muguruza, junto a Anabel Medina. / Efe

El equipo de Anabel Medina, liderado por Garbiñe Muguruza, se cruza con la débil Paraguay con la misión de asegurar la permanencia en el Grupo Mundial II

MANUEL SÁNCHEZMadrid

En La Manga (Murcia), España tendrá la oportunidad este fin de semana de quitarse el mal sabor de boca que dejó la eliminatoria contra Italia. La derrota ante las transalpinas en febrero obliga a las chicas de Anabel Medina a pelear por no caer a la zona Europa, la que es considerada la tercera división de la Copa Federación. Enfrente estará Paraguay, a priori, selección de mucho menos nivel que la española. Para abrochar la permanencia en el Grupo Mundial II y tener la oportunidad, en 2019, de ascender a la máxima categoría del torneo, Anabel Medina ha reunido un cuarteto en el que destaca la presencia de Garbiñe Muguruza, quien vuelve más de un año después para liderar a España.

La hispano-venezolana no se viste la camiseta de la selección desde la derrota ante la República Checa en 2017, peor ha regresado a la Fed Cup a tiempo para salvar a España. «Estoy muy feliz por volver a jugar con España y por participar en la Copa Federación, una competición que siempre me gusta jugar», explicó la número tres del mundo. En la eliminatoria en la que puede llegar a diez partidos con el conjunto de Copa Federación, Muguruza tiene la tarea de liderar a Carla Suárez, María José Martínez y Georgina García-Pérez, quien ha entrado en sustitución de Lara Arruabarrena, lesionada, para que no se repitan los errores cometidos ante Italia.

Las transalpinas no eran favoritas y se auparon en la ventaja de jugar en casa y en los nervios de las rivales para, con un equipo, en principio, inferior, batir a las españolas y avanzar de ronda. Esta vez la película es algo diferente y, aunque la superficie elegida vuelva a ser la tierra, España jugará ante su gente y tendrá enfrente a un combinado aún más inferior.

«Paraguay no será un rival fácil», aseveró Muguruza en rueda de prensa, pero sus palabras no ocultan que las latinoamericanas sólo cuentan con una 'top 100' y que el hecho de que hayan llegado a este 'playoff' ya es un gran logro para ellas, ya que nunca han alcanzado el Grupo Mundial II.

 Verónica Cepede, número 86 del mundo, es la cabeza visible de las paraguayas y la única del cuarteto que compite en torneos de categoría WTA con asiduidad. Pese a ello, nunca se ha cruzado con Muguruza o con Suárez, y sus apoyos desde el banquillo no invitan al optimismo paraguayo. Montserrat González (334 del mundo), Camila Giangreco (559) y Lara Escauriza (943) completan la alineación de Ramón Delgado, capitán de Paraguay y, curiosamente, rival en la primera victoria ATP de la carrera de Rafa Nadal, en Mallorca 2002.

Aunque España parta como clara favorita, la capitana Medina quiso destacar la profesionalidad de su equipo y señaló que hay que afrontar la eliminatoria «con mucha atención y estando al cien por cien en cada punto». Esto evitaría otro descalabro y permitiría poder reconducir la situación en la competición que España ha ganado en cinco ocasiones (1991, 1993, 1994, 1995 y 1998), pero en la que no pasa una ronda eliminatoria desde 2016.

Con dos cruces individuales este sábado, en los que Garbiñe Muguruza y Carla Suárez darán la cara, y dos 'singles' y un dobles el domingo, el conjunto de Anabel Medina debería ser capaz de acabar con la racha negativa y estrenar el casillero de victorias en este 2018 con la primera piedra hacia la élite mundial.

«Hay equipo para estar en el Grupo Mundial y ese es uno de mis objetivos personales», aclaró Anabel Medina, quien para cumplir ese objetivo personal debe mirar hasta 2020, donde, en el más optimista de los casos, España volvería a competir con las mejores.

 

Fotos

Vídeos