Davidovich recupera su mejor versión y sorprende a Ramos

Davidovich suelta el brazo.       :: josele-lanza/
Davidovich suelta el brazo. :: josele-lanza

Remonta un set en contra ante el 52º mundial para entrar en su tercera final en un Challenger, en esta ocasión en Génova

PEDRO LUIS ALONSO

málaga. Hubo que esperar al regreso a la tierra para encontrar la mejor versión de Alejandro Davidovich (126º del 'ranking' ATP), al que el lunes le aguarda un nuevo empujón en la clasificación mundial para situarse en el mejor nivel de su pujante trayectoria. El rinconero sorprendió ayer a Albert Ramos (52º), al que remontó un set en contra (3-6, 6-2 y 6-3) en las semifinales del Challenger de Genova. Hoy le espera Lorenzo Sonego (49º) en la final, a las 18.10 horas (en el 'streaming' de la web oficial de la ATP).

Davidovich había sido 'sparring' de Albert Ramos a comienzos del año pasado en la eliminatoria de Copa Davis jugada ante Inglaterra en Puente Romano. No mucho después, el malagueño ya tutea a su compatriota, lo que da idea de su formidable progresión. No obstante, este mismo año, en la fase previa del Godó, Ramos se impuso en tiera por un doble 7-5.

El partido parecía moverse ayer en Génova en un escenario parecido en el primer set. Davidovich no desentonaba, pero pagaba caros sus errores ante un rival que no le concedió una bola de 'break'. Así las cosas, en el sexto juego la ruptura fue letal. Y peor pintaban las cosas al ceder de nuevo su servicio en el primer juego de la segunda manga, pero entonces apareció la resurrección del pupilo de Jorge Aguirre, de cuyo lado se puso enseguida la grada. Se anoto cuatro juegos seguidos y forzó con cierta comodidad un tercer set.

Ramos se puso las pilas y arrancó con otro 'break', pero Davidovich no se descentró, hizo el 'contrabreak' y mantuvo la iniciativa del choque, hasta terminar de deshacer la igualdad en el octavo juego. Y tampoco le tembló el pulso para cerrar el choque con su saque. Toda una inyección de adrenalina cara a la que será hoy su tercera final en un torneo de esta categoría. Perdió las otras dos jugadas: por un lado, la de 2018 en Szczecin (Polonia) ante Andreozzi, que curiosamente estuvo cerca de su rival hoy, porque cayó en la otra semifinal, y por otro, la de comienzos de este año en Bangkok (Tailandia) ante James Duckworth, en dura. Hoy confía en que a la tercera sea la vencida, pero no parte de favorito ante el local Sonego, que este año ha ganado incluso un torneo en el ATP Tour, el de Anatolya (Turquía), en hierba.