Davidovich se exhibe ante su público y completa un gran cuadro de cuartos

Alejandro Davidovich conecta el 'drive', en un lance del partido de ayer ante Taberner. /Josele-Lanza -
Alejandro Davidovich conecta el 'drive', en un lance del partido de ayer ante Taberner. / Josele-Lanza -

Se medirá hoy a Monteiro y se suma a los duelos Paire-Giannessi, Andújar-Mager y Vesely-Martínez en el Casino Admiral Trophy de Marbella

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Asume sin presión alguna ocupar el horario estelar en la pista central de Puente Romano, y su juego y su nombre empieza a tener ya muchos seguidores a nivel local, curiosos por confirmar su talento 'in situ'. Alejandro Davidovich (181º del 'ranking' ATP) ya es, a sus 19 años, algo más que una promesa. Su tenis, agresivo y ofensivo en cada golpe, entra por la vista de cualquier aficionado, y su condición de apuesta local también suma. El rinconero se exhibió ayer en los octavos de final de la segunda edición del Casino Admiral Trophy. Pasó por encima del valenciano Carlos Taberner, al que superó por 6-2 y 6-0 y adjudicándose los diez últimos juegos del partido. No hubo piedad.

Hace no mucho Taberner, siendo juvenil, superó a Davidovich, cadete y dos años más joven. Era el único duelo entre ambos hasta ayer. El tiempo ha mostrado que la progresión del malagueño ha sido mucho más meteórica que la de su compatriota, que sigue siendo también una de las grandes esperanzas del tenis nacional, como Pedro Martínez, que minutos antes mostró una gran versión ante Guillermo García López. Ellos y Nicola Kuhn son el futuro.

Davidovich es el más joven del estupendo cuadro de cuartos de final que ha quedado en el torneo marbellí, un Challenger con una categoría de tenistas más propia de un ATP 250. El malagueño es también el segundo con peor 'ranking' (el decimoquinto favorito), y también el que ganó con mayor contundencia ayer. Acaba de empezar la temporada de tierra batida, y ha llegado a su mejor hábitat con muchas ganas.

El joven tenista afincado en Fuengirola no tendrá un duelo nada sencillo esta tarde, en el tercer turno (no antes de las 14.00 horas), frente al brasileño Thiago Monteiro (117º), que se deshizo del italiano Bolelli (147º) y que es un portento físico, un gran especialista en tierra y dotado de una movilidad impresionante.

No será el único choque interesante del día de hoy. El primer favorito, Benoit Paire va calentando su formidable derecha. Superó al canadiense criado en Málaga Steven Díez, que ya sea por su condición de 'costasoleño' o por su inferioridad teórica tuvo el cariño de la grada. Pero cuando más le complicaba la vida a un autosuficiente Paire, que barrió en el primer set, se estiró en exceso para llegar a una bola en pleno 'tie break' y se tuvo que retirar con una lesión muscular tras ser tratado en la pista. El rival de Paire será el italiano Alessandro Giannessi (166º), que sufrió de lo lindo en la ventosa pista 1 ante una de las revelaciones del torneo, su compatriota Raul Brancaccio. El 390º mundial llegó a tener un 6-4, 5-3 y saque, pero se aturrulló en el momento clave y cedió el segundo set y, a la postre, un partido que se fue a las dos horas y 33 minutos, el más duro del día.

En la pista Manolo Santana todo transcurrió de forma más o menos rápida. Al segundo favorito, Pablo Andújar, sólo se le vieron algunas dudas en los primeros juegos ante Mario Vilella (237º) y cerró con 6-4 y 6-2. El cruce de Andújar es el italiano Gianluca Mager, con un gran servicio y muy superior a su compatriota Filippo Baldi. El tercer duelo en la central fue el más disputado allí. Guillermo García López (112º) comenzó muy agresivo, pero el tenis defensivo y firme del joven Pedro Martínez (158º) acabó imponiéndose en el segundo y tercer periodo (3-6, 6-3 y 6-1), en un choque de dos horas justas. Finalmente, en la pista 1 el checo Jiri Vesely (100º) no tuvo grandes contratiempos ante el veterano Andrea Arnaboldi (174º): 6-2 y 6-4.

Más