Alejandro Davidovich: «El tenis actual está muy igualado»

Alejandro Davidovich, durante la entrevista en el Tennis &Sports Club Don Carlos, donde se entrena habitualmente. /Josele-Lanza -
Alejandro Davidovich, durante la entrevista en el Tennis &Sports Club Don Carlos, donde se entrena habitualmente. / Josele-Lanza -

«No quiero que el 'ranking' se convierta todavía en una obsesión», afirma tras acabar su primer año de sénior el 231.º mundial

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Acaba de cerrar unas vacaciones merecidas, aunque de sólo diez días. Tuvo tiempo de viajar a Suecia para visitar a su padre, Alejandro Davidovich (Málaga, 1999) analiza su primera temporada sénior y sus próximas metas. Lo hace en un escenario familiar, al pie de las pistas donde se ejercita habitualmente cuando no está compitiendo fuera, en el Tennis & Sports Club Don Carlos.El tenista de ascendencia eslava, parece mostrarse no tan obsesionado con el 'ranking' como con su progresión, y se muestra satisfecho de cómo ha ido su primera temporada sénior, tras el aldabonazo del título júnior de Wimbledon en 2017. Su primera trofeo (el Futures de Quinta do Lago) y la final en el Challenger de Szczecin jalonan su 2018.

-Cierra el primer año como sénior en el 231.º del 'ranking ATP'. Cabe suponer que es para estar satisfecho...

-Sí. Empecé la temporada algo irregular, sin poder jugar demasiados partidos. Al final de ella, a mediados de septiembre, empezaron a llegar los resultados. Mi entrenador y yo teníamos como objetivo llegar a la previa de Roland Garros, pero no se logró. Al final hice una final en un Challenger en Polonia (Szczecin) y ya nos planteamos acceder a la fase previa del Abierto de Australia. Como me fue bastante bien una gira en China, nos hemos clasificado para ella.

-La temporada ha acabado cuando más en forma se encontraba, ¿no?

-Sí. La verdad es que he terminado con muy buenas sensaciones, pero también hace falta descansar. Llevo muchos torneos seguidos, muchas semanas fuera… Mi cuerpo me pedía también estar en casa y disfrutar de la familia, los amigos y desconectar del tenis.

-¿Le da más valor al título en el Futures de Quinta do Lago o al haber sido subcampeón del Challenger de Szcezcin?

-Me quedo con lo de Polonia. Vine desde la previa jugando a un gran nivel y, a partir de ahí mi rendimiento subió unas escalones.

-Aquello fue en tierra batida. ¿Esto tiene alguna lectura?

-Bueno, como si hubiera sido en rápida. Me da igual.

-Sigue siendo de los pocos jugadores que no tiene una superficie favorita…

-No, hay veces que puedo perder en primera ronda en tierra o en rápida. Depende de muchas cosas, aunque puede ser que la tierra sea la mejor superficie para mí.

«La concentración y la paciencia son muy importantes; sobre todo, esos veinte segundos entre punto y punto»

-Hubo partidos importantes cuando mejoró su tenis en este final de temporada que se decidieron por pequeños detalles en su contra. No sé si coincide, pero en el final de temporada hubo dos claros, el de cuartos de final en Liuzhou, ante Kavcic, y el que cerró el curso en Andria ante Gaio. ¿Qué lectura hace?

-Contra Kavcic, un jugador de mucha experiencia, ya sabía que iba a ser un partido muy igualado. Se me escapó el primer set por pequeños detalles, ya que iba 3-0 arriba en el 'tie break'. Estaba jugando a un gran nivel y en el tercer set se me bajaron las energía, y sacó más fuerzas que yo . Contra Gaio la pista era muy rápida. Era hielo, de las más rápidas que he jugado nunca. No me va tanto. Le van a jugadores que sacan bien, restan bien o juegan a tres o cuatro golpes. Intenté adaptarme a esa pista, pero Gaio jugó muy bien en los momentos importantes.

-¿Qué ha aprendido de este primer año sénior?

-Que la concentración y la paciencia son muy importantes. Sobre todo, esos veinte segundos entre punto y punto. Ahí de verdad tienes que ponerte serio y olvidarte de la bola que has fallado antes, porque vas a tener otra bola siguiente.

-¿Cree que está mejorando en esa faceta?

-Estoy con Antonio (de Dios), que es mi psicólogo desde hace cinco años. Estamos trabajando bastante la cabeza y una de las cosas importantes es ese aspecto, estar concentrado para el siguiente punto.

-¿En qué partidos cree que se ha visto su mejor tenis este año?

-En la semana de Szcezcin. Fue a muy buen nivel, lo reconozco. Cada partido que ganas vas creciendo, aunque siempre hay rachas de juego en que no la vas a meter y tienes que pasarla, para subir de nuevo el escalón.

«Ahora será más difícil entrar en el 'top 100', y más con el cambio de reglamentación de 2019»

-¿Cree que es factible dar un salto al 'top 100' en 2019 o sería una meta demasiado exigente?

-No lo hemos planteado. Vamos a ir torneo a torneo. Jugaré un Challenger en Australia (en Playford) antes de intentar pasar la fase previa en el Abierto de Australia. Estoy con la cabeza ahí, y ya veremos luego los torneos que vengan, sin pensar en ellos. No quiero que el 'ranking' se convierta todavía en una obsesión. Es verdad que al comienzo de la temporada no tengo que defender demasiados puntos y voy a dar el máximo para seguir escalando e ir cogiendo confianza para el resto del año.

-¿Qué objetivos tiene a título personal?

-Me gustaría pasar alguna fase de clasificación en algún ATP 250, hacerlo bien en los 'Grand Slam', pero sobre todo seguir sumando e ir cogiendo seguridad para todo lo que me queda de tenis.

-Estar 231º en estas últimas semanas es otro pasaporte para entrar en Challengers o fases previas de grandes torneos, porque al principio de temporada casi estaba obligado a las invitaciones. Incluso, para librarse de cruces ante el primer cabeza de serie, ¿no?

-Está claro, pero en lo de enfrentarse al primer favorito da igual. El tenis actual está muy igualado. Habrá semanas que ganes a un 'top 100' y otras que pierdas con el 500º.

-A principios de año estuvo entrenándose con el equipo de Copa Davis. ¿Cómo fue la experiencia?

-Aprendí mucho de ellos, de cómo se entrenaban, de sus pausas y rutinas. Me llevo bien con David Ferrer. Fue una experiencia muy bonita. El nuevo formato del torneo, en una semana de competición y en el mismo lugar, a mí personalmente no me gusta. Se pierde un poco el 'feeling'.

-Hemos hablado de la psicología, pero desde el punto de vista tenístico, ¿por dónde ve margen de crecimiento?

-Estamos tratando de mejorar en mi primer saque. No soy un tío muy sacador. Sé que tengo el saque escondido, pero no lo llegó a mostrar y se está haciendo lo posible para que salga a la luz.

«Es difícil decirlo, pero puede ser que la tierra sea la mejor superficie para mí»

-Desde el punto de vista físico fue un año muy bueno, sin lesiones, ¿verdad?

-Sí, solo tuve un esguince de tobillo, de grado dos, pero me duró una semana sólo.

-¿Qué ha cambiado en el día a día o en el sistema de trabajo esta temporada respecto a antes en cuanto a los medios de que dispone?

-Los contactos han aumentado. Estás en la ATP y vas conociendo gente. Es más fácil contactar con gente para pretemporada. No puedo dar nombres por ahora, pero son españoles y no jóvenes. Dispongo de entrenador (Jorge Aguirre), preparador físico (Adrián), psicólogo (Antonio) y fisioterapeuta. La clínica Sohail de Fuengirola me atiende en lesiones y dolores. Normalmente viajo con mi técnico, pero este año vamos a ir intentando que vaya ya mi preparador físico.

-¿Le queda tiempo libre?

-Al final, en los diez días que he tenido de descanso absoluto si haces lo que te propones y te organizas te da para mucho. Son suficientes. En un mes fuera de las pistas pierdes la forma, y en menos tiempo se recupera antes.

-¿Hay perspectivas de jugar las Next Gen ATP Finals (un torneo para los siete mejores jugadores sub-21 del 'ranking ATP' y un invitado local) en alguno de los dos próximos años?

-Este año me quedé el 28º del 'ranking' y es también uno de los objetivos cara al año que viene. Que sea más fácil entrar en 2019 o en 2020 depende de ti mismo, porque dentro de dos años también habrán llegado nuevos jugadores.

-¿Se da por aludido cuando se crítica a la 'Next Gen' y la mayor dificultad de los jóvenes actuales para llegar al 'top 100' o irrumpir con fuerza, lo que no era tan extraño hace una década o antes?

-Ahora es más difícil entrar en el 'top 100', y más con el cambio de reglamento que va a hacer la ATP, porque los Futures no sumarán y las previas de los Challengers tendrán muy pocos jugadores. Y van a compensar más la puntuación de los ATP 250 en relación a los Challengers, con lo que será más difícil entrar en ese grupo de 100.

«Me gustaría pasar alguna fase de clasificación en algún ATP 250 y hacerlo bien en los Grand Slam»

-En todo caso, hay datos que siguen reconociendo su precocidad. Nacidos después de usted sólo hay cuatro jugadores mejores en el 'ranking'. ¿Le genera presión esto?

-No es algo que piense mucho, no me genera presión. Quienes me superan miden más que y son más fuertes, así que no cambia nada un año después. Yo voy a seguir mi camino. Pueden llegar jugadores más jóvenes, más viejos… Me da igual. Seguiré con mi rutina y con mi carrera.

-¿Quién cree que va a ser el nuevo dominador mundial? ¿Quién sucederá a los conocidos Djokovic, Federer y Nadal?

-No podría decir. El tenis está muy igualado. Ha estado Nadal, ahora Djokovic, como si mañana está Federer o Zverev. Cualquiera puede ser.

Muy personal

-Diga una pelicula que haya visto recientemente...

-No película, pero acabo de terminar de ver por segunda vez todas las temporadas de 'Prison Break'. Ahora las he visto en versión original. Es una serie que te engancha mucho para ver el siguiente capítulo, y en inglés me gustó más.

-Una canción que le guste como motivación.

-Suelo oír poca música antes de competir. Me gusta el reggaeton y el hip-hop.

-¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?

-Ahora me he comprado la Thermomix y estoy enganchado a la cocina. Me está gustando. Estoy experimentando cosas buenas.

-¿Qué otro deporte se le da mejor después del tenis?

-Todos los deportes de raqueta se me dan bastante bien. Me gusta el pádel y echar mis partiditos con amigos.

-Diga algo que le moleste mucho.

-Que la gente llegue tarde.

-¿Tiene alguna mascota?

-No. La madre de mi entrenador tiene un bichón maltés y lo veo mucho.

-¿Playa o montaña?

-Montaña. Al final, depende de la época. En verano no me gusta la playa, porque hace mucho calor, y la arena… y la montaña en invierno es impresionante. Me gusta mucho el frío.

-¿Carne o pescado?

-El pescado me encanta, pero es un cincuenta y cincuenta.