Arruabarrena vence a Sorribes y luchará por el primer título español del año

La tolosarra remontó un 4-0 en contra en el tercer set a Sara Sorribes y luchará por conseguir el primer título español en el circuito femenino en 2017

MANUEL SÁNCHEZmadrid

La lluvia sobre Bogotá, que retrasó las semifinales durante una hora, no frenó a Lara Arruabarrena en su intento de conseguir su tercer título WTA. La tolosarra impuso su mayor experiencia para vencer a la joven de 20 años Sara Sorribes en tres sets -6-2, 4-6 y 6-4- en un partido que la castellonense tuvo en su mano al dominar en la tercera manga por 0-4.

Con los nervios típicos de un partido importante comenzó la batalla, ambas jugadoras, aún frías por la tensa espera que retrasó la contienda cedieron sus servicios en los tres primeros juegos. Como en tantos otros partidos del circuito femenino la clave iba a estar en el servicio propio, quien lo aguantase tendría las mayores posibilidades de alzarse con la victoria. En el cuarto juego Lara lo consiguió. Con derechas fabulosas sacó de la pista a una Sara que a base de golpes cortados y dejadas intentó romper el ritmo de Arruabarrena. Pero aguantar ese saque le dio alas a Lara, quien ya venció en 2012 en tierras colombianas y además sucumbió en dos finales en el torneo de Bogotá, en 2014 y 2016, por lo que su mayor experiencia jugó un papel fundamental. La tolosarra rompió una vez más el servicio de Sara y se llevó el primer set. Ya tras el quinto juego el entrenador de Sara saltó a pista para dar ánimos a su pupila, y enfatizó sus órdenes en aguantar el juego de Lara, es decir, en no precipitarse. Así lo hizo la castellonense, desde hace unas semanas jugadora top 100 del mundo. Y con esa premisa y los nervios calmados tomó ventaja en el marcador. Aunque un carrusel de roturas provocó que no fuese hasta el décimo juego, y sobre el saque de Lara cuando pudiese igualar la contienda.

Con la furia y los ánimos de la juventud, Sara tomó el tercer set como suyo y se adelantó por 4-0 en el marcador. Un resultado que era definitivo para todo el mundo menos para Lara Arruabarrena, que remó hasta igualarlo a cuatro juegos, ayudado por las dudas al servicio de Sorribes, que cometió doce dobles faltas -cinco de ellas en el último set-. Sara se vino abajo con el marcador en tablas, cedió su servicio y pese a disponer de bola de rotura en el último juego sucumbió ante la mayor experiencia de Lara.

Arruabarrena luchará por conquistar en Bogotá el tercer título de su carrera tras Bogotá 2012 y Seúl 2016 y por conseguir el primer título del año para el tenis femenino español, que hasta ahora, cuenta con las semifinales de Garbiñe Muguruza en Melbourne como mejor resultado del 2017.

Sin representantes en Marruecos

En el torneo de Marrakech no fue tan bien y tanto Albert Ramos como Tommy Robredo cedieron en sus enfrentamientos de cuartos de final. Ramos cayó ante el croata Borna Coric por 4-6, 6-4 y 6-4 y Robredo ante el francés Benoit Paire por 6-2 y 6-4, por lo que España se queda sin representantes en el torneo africano.