GP de Japón

Márquez sólo mira a Dovizioso

Mac Márquez, rodando en Motegi este viernes. /Martin Bureau (Afp)
Mac Márquez, rodando en Motegi este viernes. / Martin Bureau (Afp)

El italiano logra el mejor tiempo en una jornada en la que apareció la lluvia y en la que el español, que puede proclamarse campeón del mundo el domingo, firmó un buen inicio

BORJA GONZÁLEZMOTEGI

Si una cosa ha quedado clara tras el arranque del Gran Premio de Japón en MotoGP es que nadie puede dar por hecho que Marc Márquez vaya a salir como campeón del mundo ya este domingo, aunque esté siendo muy sólido este año, aunque ya haya cerrado otros dos títulos de la clase reina en este mismo escenario, aunque sea la casa de Honda y se quiera pensar que todo va a cuadrar para el piloto español. Lo dijo el jueves y lo confirmó este viernes: Andrea Dovizioso quiere retrasar ese alirón y busca hacerlo en un trazado que encaja a las mil maravillas con su Ducati, un circuito en el que ganó en 2017, precisamente en un mano a mano con su rival, y en el que empezó este fin de semana como un tiro.

«Sí, hemos comenzado bien, pero como esperábamos», analizó el italiano. «Después de un viernes normalmente se habla demasiado de cómo podría ir la carrera aunque en mi opinión todavía no hemos visto la realidad, sobre todo habiendo hecho tan solo una sesión. La base es buena, estoy muy contento pero no basta, no creo que vaya a ser suficiente porque creo que tenemos que mejorar en ciertos aspectos. Queríamos trabajar en eso ya esta tarde pero no hemos tenido la posibilidad. Confirmamos nuestra velocidad también en esta pista aunque es bastante normal por las características de la moto». Y es que por la tarde irrumpió, como se esperaba, la lluvia, un elemento que puede resultar importante, aunque las previsiones sólo dan agua para la tarde del sábado, cuando se configurarán las parrillas de las tres categorías, pero no para el domingo.

«Dovizioso irá rápido aquí este fin de semana, ha empezado muy bien; cuando empiezas un fin de semana tan rápido con buena sintonía con la moto...», reconoció por su parte Márquez, cuarto en la sesión en seco (a 0.140 de su rival y con Crutchlow y Zarco también por delante), pero que como Dovizioso prefirió no rodar en el segundo libre, en una pista que estaba medio seca, medio mojada, lo que incrementaba el nivel de riesgo. «Yo tenía ganas y he preguntado como cinco veces durante el entrenamiento a Santi (Hernández, su jefe de mecánicos) si salíamos o no y Santi todo el tiempo no, no, no, ¡pesado! Pero, bueno, al final necesito a alguien que me convenza porque si no se te queda ese puntito de intranquilidad y de pensar que tenía que haber salido, pero hemos hecho bien».

Lorenzo no correrá

MotoGP afrontará, pues, un sábado muy importante para el trabajo de cara a la carrera, y aún con cosas que definir, tras un viernes del que salió la certeza de Dovizioso y las buenas sensaciones de Márquez, con otros pilotos como Viñales, Crutchlow y Zarco dejando muy buenas sensaciones.

Más información

«En estos momentos no estoy preparado para llegar a la última vuelta con Dovi», apuntó Márquez, no si sabe si en un análisis sincero o con la intención de colocar la pelota de la presión en el tejado del italiano. «Yo he empezado bastante bien teniendo en cuenta que es Japón, que es Motegi, si bien está claro que no hemos empezado como en Austin o en Alemania; y he empezado bien, pero Dovizioso ha hecho el mejor tiempo con el intermedio trasero y seguramente será el rival a batir para todos este fin de semana».

«Seguramente seamos competitivos y lo vayamos a ser pero, sinceramente, viendo el ritmo que han hecho él, Maverick, y también Zarco y Crutchlow, parecía todo bastante igualado, así que toda esta superioridad que se supone que tengo no la he visto todavía», replicó con una sonrisa el de Ducati, que sólo quiso considerarse como «uno de los favoritos».

«Sólo me fijo en él», insistió el líder de la general tras un día en el que sí se vieron a otros pilotos delante y dejando una buena impresión. Crutchlow y Zarco, que logró la 'pole' el pasado año y que ha sido rapidísimo en todas las categorías en Motegi (dos victorias, una en 125cc y otra en Moto2, y cuatro 'poles', la de MotoGP, dos en la categoría intermedia y otra en el octavo de litro), o Viñales, que corroboró las buenas sensaciones de Tailandia, donde terminó tercero a 270 milésimas del ganador, Márquez.

El que no estará este sábado será Jorge Lorenzo que, como se esperaba tras sus declaraciones del jueves, tuvo peores sensaciones que en Tailandia en el par de vueltas que dio a Motegi. «Lo que esperaba se ha cumplido e incluso me he visto un poco peor de lo esperado», confesó cariacontecido el mallorquín, que afronta un momento complicado: el Gran Premio de Australia se disputará la próxima semana, y a renglón seguido el de Malasia, con su debut con la Honda (el 20 de noviembre) dos días después de que termine la temporada en Valencia. «No sé lo que va a pasar en seis días. Si en catorce días no ha recuperado mucho, en seis días será complicado que lo haga», señaló antes de tomar una decisión sobre qué hacer (no descartó una operación), algo para lo que recabará la opinión de su médica de confianza, los doctores del Mundial y los de Ducati.

 

Fotos

Vídeos