Sainz anticipa «piques» con Norris en el renovado equipo McLaren

El madrileño y el británico estarán asesorados por Fernando Alonso, que ejercerá de probador de la escudería en la Fórmula 1

R. C. MADRID.

Carlos Sainz tiene ante sí uno de los mayores retos: liderar la resurrección de McLaren post-Fernando Alonso. Mantiene una enorme ilusión ante la aventura que va a afrontar, si bien sabe que no va a ser una tarea fácil. El único piloto español que estará en la parrilla de 2019 de Fórmula 1 tras la salida de Alonso tiene como objetivo devolver a McLaren a los puestos altos.

A día de hoy, es muy apresurado avanzar cómo va a ir el futurible MCL34, si finalmente se llama así. Lo avanzaba el propio Sainz en un evento en Atresmedia: «¿Cómo va a ir? Me encantaría saberlo. La Fórmula 1 está ahora mismo en proceso de cambios de reglamentación, que puede o no resetear la parrilla y el orden que se ha establecido en los últimos años. Esperamos en McLaren que eso nos dé una oportunidad de recuperar posiciones y sensaciones que quizá este año se perdieron, intentar volver a posiciones donde McLaren le gusta estar. Es muy pronto para hablar de un asalto al título o de batir a los tres equipos grandes (Mercedes, Ferrari y Red Bull), pero sí queremos empezar a recomponernos. Un poco un resurgir», avanzó.

Para Sainz el próximo año será «un poco raro». Por primera vez desde que aterrizó en la Fórmula 1, no tendrá a Alonso como rival, sino que sólo ejercerá de mentor suyo y de Norris (también de probador), algo que será fundamental, toda vez que quieren que sea un ejemplo a seguir. «Yo he crecido con la figura de Fernando. Le respeto muchísimo y no estaría aquí si no me hubiera enamorado de la Fórmula 1 gracias a él». Aún es pronto, y aunque muchos ven paralelismos al 2007 entre Alonso y Hamilton, Sainz es cauto. «No, no nos ha dado tiempo a picarnos, ni en el simulador ni en pista. Ya habrá tiempo».

 

Fotos

Vídeos