Hamilton se impone en Australia

Hamilton (c), junto a Rosberg y Vettel, en el podio. /
Hamilton (c), junto a Rosberg y Vettel, en el podio.

El campeón vence con autoridad por delante de Nico Rosberg y Sebastian Vettel, que se estrena en Ferrari con podio

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROmelbourne

Lewis Hamilton ha conseguido abrir la temporada con una aplastante victoria en el GP de Australia. El británico no ha perdido la primera plaza durante 56 de las 58 vueltas de la prueba, siempre con Nico Rosberg detrás. Sebastian Vettel ha completado el podio, en un gran arranque del alemán en Ferrari. Carlos Sainz, en su debut, ha sido noveno pese a un fallo en boxes que le dejó 40 segundos parado.

La carrera comenzó con varias bajas de golpe. Primero Valtteri Bottas ni siquiera salió a pista por una lesión de espalda que se produjo el sábado. Después, Daniil Kvyat rompió el motor en la vuelta de formación, mientras que Kevin Magnussen volvió a sufrir problemas con el McLaren y perdió la oportunidad de disputar la que, probablemente, sea su única carrera del año. A ellos hay que unir a Pastor Maldonado, que se estrelló en la primera vuelta.

Con tantas bajas, Lewis Hamilton y Nico Rosberg se pasearon a su antojo. Mientras por detrás peleaban Massa y Vettel por el cajón del podio que quedaba, los de Mercedes no tuvieron ningún problema en hacerse con la victoria. Ni siquiera hubo dudas en cuanto a la victoria, ya que Rosberg no se acercó demasiado a su compañero de equipo. El margen de Hamilton fue constantemente de unos 2,5 segundos, con lo que sólo tuvo que aguantar en pista.

Por detrás la cosa estuvo más emocionante. Además del abandono de Maldonado, numerosos pilotos tuvieron problemas y de hecho sólo acabaron once. Grosjean, Verstappen -decepción en el debut más joven de la historia de la F1- y Räikkönen se vieron forzados a acabar la carrera antes de tiempo por problemas diversos. En el caso del finlandés de Ferrari no fue por cuestión mecánica, sino porque un mecánico le dejó mal puesta una rueda y le ordenaron parar el coche nada más salir de boxes.

Un problema similar tuvo Carlos Sainz. El madrileño, cuando peleaba por la séptima posición, perdió todas sus opciones de lograr un mejor resultado por culpa de lo mismo: una tuerca se atragantó en el 'pit stop' y le dejó durante 40 segundos en boxes. Si a eso le unimos una carencia más que notable de potencia en el motor Renault, poco pudo hacer para aguantar a un Marcus Ericsson que sumó sus primeros puntos en Fórmula 1 gracias a un adelantamiento en las últimas vueltas que dejó a Sainz en novena plaza.

Por parte de McLaren no ha sido un día excepcional, pero visto lo que podría haber pasado, pueden salir más bien satisfechos. Pese al abandono de Kevin Magnussen y que Jenson Button finalizó último, dado que sólo acabaron once pilotos, la undécima plaza es más que positiva. En Malasia cambiarán las tornas, ya que vuelve -salvo problema no previsto- Fernando Alonso y podrá, por fin, estrenarse con el MP4/30.