Sainz se supera y Mercedes tiene otro susto

Carlos Sainz. /
Carlos Sainz.

Nasr se lleva el mejor tiempo de la tercera jornada de test en Jerez y Sainz da 136 vueltas

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROjerez

Carlos Sainz sigue con su proceso de aprendizaje y en esta jornada tuvo un curso intensivo. El madrileño fue uno de los pocos pilotos que rodó con todos los compuestos de neumáticos disponibles, tanto en mojado como en seco, y completó un total de 136 vueltas. Para el español fue toda una alegría, ya que a mediodía se había quedado a tres del objetivo de los 100 giros. En cuanto le montaron el Toro Rosso de nuevo a las 16:00h, en apenas una hora, no sólo superó esa marca sino que además mejoró su crono hasta quedarse a poco más de cuatro décimas del mejor tiempo del día.

Mercedes tuvo otro día plácido, pero con un susto. A mediodía, justo cuando Nico Rosberg superaba el número de vueltas de su compañero Lewis Hamilton del día anterior, el W06 se quedaba tirado en la curva diez del trazado gaditano. El piloto alemán se fue a comer con un cierto regusto amargo, ya que su intención era completar una jornada tan larga como la del domingo, y de hecho se empeñó en que así fuera. El subcampeón del mundo completó 151 vueltas. Incluso con el problema de mediodía fue una sesión mucho mejor para él que para Daniel Ricciardo, que sólo dio cinco vueltas por la mañana antes de tener que quedarse en boxes hasta que le arreglaran los problemas en su Red Bull. Con el máximo mandatario de Red Bull, Dietrich Mateschitz, presente en el paddock de Jerez, el equipo austríaco tuvo tiempo para solventar los problemas y Ricciardo pudo completar medio centenar de vueltas, con pique incluido con Räikkönen recién comenzada la tarde.

El mejor tiempo del día fue para un sorprendente Felipe Nasr. El brasileño (tercero que pasa por las filas de Sauber tras Pedro Diniz y Felipe Massa) ha llevado a otro motor Ferrari a lo más alto de la tabla de tiempos, gracias al buen rendimiento que han mostrado los neumáticos blandos. El rookie del equipo suizo ha sido más rápido que Kimi Räikkönen, que ha estrenado paternidad recientemente, por sólo dos décimas, si bien el de Ferrari no ha montado el compuesto blando.