El Waterpolo Marbella, ante el mejor cierre de vuelta

El Waterpolo Marbella se desplaza al Pabellón David Meca para disputar sus partidos de Liga este año./Gema Morón
El Waterpolo Marbella se desplaza al Pabellón David Meca para disputar sus partidos de Liga este año. / Gema Morón

Con ocho puntos y séptimo en la clasificación, el conjunto femenino vive el mejor arranque de sus cuatro temporadas en Primera División

MARINA RIVAS

Lo cierto es que, pase lo que pase este fin de semana, el Waterpolo Marbella ya habrá conseguido cerrar su mejor primera vuelta en las cuatro temporadas que acumula, de forma intermitente, en Primera División. Un inicio inesperado para un equipo recién ascendido y que partía con el único ánimo de sobrevivir en esta segunda categoría, además con la plantilla más escasa de la liga, con solo 14 jugadoras frente a las 23 de los conjuntos más potentes. Aun así, un año más se mantiene como el único equipo femenino malagueño y uno de los dos únicos de toda Andalucía que compite a nivel nacional. El otro es el Dos Hermanas sevillano, con el que comparte competición tras descender el pasado curso. A sólo un partido para poner el broche a la primera vuelta, ha logrado sumar 7 puntos y se mantiene séptimo gracias a dos importantes victorias y un empate con el que abrió la campaña.

Los datos

8
Son los puntos que acumula actualmente el cuadro marbellí, cuatro por encima del descenso y a sólo dos del ecuador de la tabla
40
Son los tantos que suman las tres máximas goleadoras del equipo: Susana Díaz y Sara y Laura Dueñas; el 59% del cómputo total.

Un frenético ir y venir de partidos durante los primeros meses de competición, donde el cuadro marbellí disputó hasta dos jornadas por semana para ahorrar costes en desplazamientos, hizo que el equipo acabase sus deberes antes que el resto de la liga. Así, inició el parón de navidad el uno de diciembre y, este sábado, a las 17.00 horas completará su primera vuelta, ante el Leioa de Bizkaia, el único rival vasco de la categoría y uno de los más potentes. «Entre las vacaciones de navidad y unos torneos de categorías inferiores que se disputaron en nuestra piscina de entrenamientos, llegamos a este partido con sólo una semana de preparación en el último mes», asegura el técnico del conjunto, Miki Botello. A lo que, sobre el rival que se les presenta, que actualmente suma cinco victorias y se coloca cuarto, valora: «Es un equipo brutal, es de los que te lleva al límite, será un partido bonito de ver porque será intenso, pero también será complicado para sumar allí».

A sabiendas del nivel de sus jugadoras y con la experiencia de toda una vida dedicada al waterpolo, el entrenador explica que sus rivales, cara a la segunda vuelta serán otros: «El objetivo es puntuar contra quienes ya hemos puntuado (ganaron al Horta y al Santa Eulalia y empataron contra el 98 02 de Pamplona) e intentar sumar contra los que todavía no hemos podido hacerlo». Todo con el fin de asegurar su estancia en Primera para poder seguir creciendo con los años, pese a que alguna de las promesas del equipo acabe emigrando a otro equipo para dar el salto. Así lo hicieron Paula Nieto y Ángela Ruiz, las únicas malagueñas que militan actualmente en la Liga PREMAAT, la máxima categoría y que salieron de la fábrica del Waterpolo Marbella.

Jugadoras con futuro

Una escena que, según observa el propio técnico, podría volver a repetirse: «Hay varias jugadoras que están destacando mucho. La que más, como es normal, Susana Díaz». La boya marbellí de 18 años fue campeona de Europa juvenil con la selección española hace ya dos veranos, esta campaña ya encabeza la lista de goleadoras del equipo, con 15 tantos y llega tras militar un año en el Dos Hermanas (en PREMAAT el pasado año). «Además de ella, las más destacadas en esta primera vuelta están siendo las hermanas Laura y Sara Dueñas (con 12 y 13 goles, respectivamente), sobre todo esta última, que es la menor y si sigue rindiendo así también podría llegar al máximo nivel», asegura Botello. Más allá del talento de la mediana de las hermanas, cabe señalar el toque de experiencia que ha aportado la reincorporación de la mayor de ellas, Laura, que ejerce de capitana y que decidió volver al equipo tras un año y medio alejada de las piscinas por motivos laborales y académicos. Además, a modo de curiosidad, la más pequeña de la saga familiar ya comienza a destacar como alevín, donde ha empezado a ganar torneos con la cantera del Marbella.

Sólo entre las tres mencionadas, alcanzan el 59% de la totalidad de goles del equipo en esta primera vuelta, más un partido de la segunda, que se adelantó y disputó la semana pasada en casa, donde empataron (7-7) ante el Minorisa de Manresa. Así, el Waterpolo Marbella se mantiene séptimo con un total de 8 puntos, separado del ecuador de la tabla por sólo 2 y con posibilidades reales de aspirar a algo más que la permanencia al final de curso.