El Waterpolo Málaga consolida su proyecto

El Waterpolo Málaga consolida su proyecto

El equipo sénior logra mantenerse en Primera Nacional y el club refuerza el trabajo con la cantera

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Lejos de casa, en Barcelona, los jugadores del equipo sénior del Waterpolo Málaga celebraron el pasado fin de semana la permanencia en Primera Nacional, la segunda categoría. El triunfo ante el CN Premiá confirmaba, a falta de dos jornadas para el final de la competición, que el objetivo estaba cumplido.

Pero el éxito del primer equipo del club, que ha estado prácticamente toda la temporada en la zona media de la tabla, no es más que la punta de lanza de un proyecto con un marcado acento de cantera que está impulsando este deporte en la ciudad en los últimos años. Aunque la mirada del equipo malagueño esté en poder tener algún día un equipo en División de Honor, la máxima categoría, son conscientes que lo más importante es la estabilidad de la entidad. «Dinero que no tenemos, dinero que no gastamos», suelen repetir sus dirigentes, conscientes de que lo difícil es mantener la apuesta a medio plazo. «Para el club mantener la categoría del primer equipo supone sobre todo darle estabilidad al proyecto. Es una categoría para seguir creciendo y seguir mejorando el waterpolo de clubes en Andalucía», explica el presidente y jugador Alfonso Wucherpfennig.

«Descender de categoría hubiera sido como retroceder un par de años atrás. Nos mantenemos en un nivel alto, en el que podemos ir metiendo poco a poco jugadores de la cantera para que vayan cogiendo el nivel necesario», explica. La obsesión del club, entendida desde un punto de vista positivo, es ir poco a poco formando a más jugadores para que siempre haya un relevo en el primer equipo. Todos los años dos o tres jugadores de la base entran en el primer equipo, algo fundamental para el futuro del club. «Aquí no tenemos la suerte de tener 18 equipos de waterpolo como en Barcelona, entre los que hay un trasvase de jugadores. En Andalucía no pasa, no hay suficientes equipos, por lo que para nosotros es clave seguir sacando jugadores desde pequeños», comenta el presidente. Más de un centenar de niños trabajan con el club malagueño en sus categorías inferiores para lograr este objetivo. Aunque desde la entidad reconocen la dificultad para atraer a jugadoras, por la falta de competición en categorías superiores, por primera vez cuentan con un conjunto benjamín y alevín femenino íntegro en su escuela. Que el primer equipo mantenga la categoría nacional redunda en toda la estructura, ya que le permite al club acceder a distintas ayudas económicas de las administraciones, tanto Ayuntamiento de Málaga, como Diputación y Junta de Andalucía. «Con el aumento de las ayudas públicas hemos podido subvencionar algo más los viajes de los equipos, las licencias, tratamos de recortar los gastos de los jugadores. Aquí no pagamos a nadie por jugar, al contrario e intentamos que cada jugador pague lo menos posible. Intentamos también que los jugadores puedan trabajar para el propio club, creando nuevas ligas, cursos, proyectos así para tener una base sólida», comenta el presidente. Además de las ayudas de la Fundación Unicaja o de empresas privadas, el club suele recurrir a hacer calendarios, lotería o cualquier tipo de iniciativa que ayude en la financiación.

Primer equipo

Respecto al primer equipo, la segunda temporada en Primera Nacional ha sido satisfactoria, a pesar de empezar con algunas bajas importantes de jugadores por cuestiones laborales. Hay que tener en cuenta que aunque el Waterpolo Málaga entrena cinco días a la semana y hace un trabajo lo más profesional posible, no deja de ser un equipo 'amateur' en el que los estudios o cuestiones laborales pueden alterar al equipo. «En algunos partidos hemos estado 10 u 11 jugadores en lugar de 13, pero hemos logrado superar esos baches», explica Wucherpfennig.

Este año además había entrenador nuevo en el equipo, Wil Sánchez, que recogía el testigo de Peter Kubicsko, que ahora lleva la dirección técnica del club. Sánchez era nuevo como primer entrenador en categoría absoluta y en los primeros meses de la temporada se notó que el equipo estaba en proceso de adaptación, aunque se ha notado mejoría en la segunda parte de la temporada.

Por ahora, toca disfrutar de la recta final de la presente campaña, con la visita hoy a Inacua del Dos Hermanas (18.00 horas). Será una buena forma de celebrar ante su afición los buenos resultados de la temporada en el último partido en casa del conjunto malagueño.