Diego Carrasco, una vida entre la pista y la arena

Carrasco, ante las letras de La Malagueta talladas por Machú Harras. /SUR
Carrasco, ante las letras de La Malagueta talladas por Machú Harras. / SUR

El técnico se estrena este viernes como seleccionador nacional absoluto femenino de balonmano playa

MARINA RIVAS

No hay seguidor del deporte malagueño que no conozca a Diego Carrasco. Diecinueve años lleva ya el técnico costasoleño inmerso en la estructura del actual Rincón Fertilidad de balonmano, mientras compaginaba sus labores técnicas en pista con largos años en la modalidad de playa, siempre en categoría femenina. Y con el paso de los años no han dejado de llegarle nuevos retos. Hace cinco comenzó su andadura conjunto con la Federación Española para liderar un proyecto femenino en la arena en categorías inferiores. En poco tiempo, Carrasco conformó un equipo que pasó de la nada a alcanzar dos bronces y una plata europeas y dos quintos puestos, uno de ellos en un Mundial. Este viernes, debuta como seleccionador nacional absoluto.

Lo hará en el I Torneo Internacional de España, que acoge la playa de Maspalomas hasta el domingo y en los que se medirá a Portugal, Francia y Holanda, como preparación para su primera gran cita: el Europeo de Polonia (a partir del 2 de julio). A esta selección acuden además dos malagueñas: Sonora Solano e Inma Navarrete, además del nuevo fichaje del Rincón Fertilidad Judith Gómez.

Una nueva etapa para Carrasco, incomparable a los que fueron sus inicios en la Federación. «Recuerdo que la primera vez que fuimos a un Europeo (en Dinamarca) no teníamos suficientes niñas y, en un torneo previo que hubo en Suances tuve que ir reclutando jugadoras por la playa». Incluso, a modo de anécdota, añade: «Aquello sí que fue una aventura, terminábamos de entrenar y yo mismo me iba a hacer la comida para todo el equipo». Ahora, sus objetivos como seleccionador vuelan alto: «En Polonia queremos ir a por la medalla y si no pudiera darse, quedar al menos entre los cinco primeros para acceder al Mundial».

Una cita en la que no estaría la malagueña Sole López, entre otras. La capitana del Rincón Fertilidad, habitual en la arena durante los veranos estará esta vez preparándose cara a la posible convocatoria de la selección absoluta de pista para el Mundial . Sobre su debut como 'guerrera' esta campaña, Carrasco se sincera: «Es la jugadora que todo entrenador querría tener, se nos agotan los calificativos para ella; si va al Mundial, Pepa (Moreno, presidenta del Rincón Fertilidad y cuerpo técnico de la selección femenina de playa) y yo iremos a Japón».

Sobre el Rincón Fertilidad

López ha sido este año la mayor sorpresa de un equipo que no para de exportar jugadoras a sus selecciones nacionales, aunque esto no siempre sea una noticia positiva, explica Carrasco: «Estamos muy orgullosos de que nuestras jugadoras sean internacionales, pero en el parón de Navidad se nos fue mucha gente y se rompió el equipo en el plano físico, de ahí la mala racha que tuvimos en Liga». Pese a esta, en el tramo final se revalidó la sexta posición del pasado curso, aunque el equipo quedó fuera de Europa. Cara al nuevo curso, el objetivo de seguir superándose ya está marcado y la plantilla ya está cerrada, con una salvedad: «Nos quedaría buscar a una lateral zurda nata, pero más allá de eso, estamos muy satisfechos con la plantilla que hemos reunido, el que vengan grandes nombres como Estela Carrera o Estela Doiro implica que algo estaremos haciendo bien».

Mientras pueda, Carrasco asegura que seguirá compaginando playa y pista, aunque cara a su futuro, ya empieza a definir sus planes: «Espero que el día de mañana, Suso Gallardo (segundo entrenador del Rincón Fertilidad) tome mi relevo y entrene al equipo, pero no me gustaría irme de Málaga y del club sin antes haber ganado un título, por todos nosotros y por la ciudad».