Pepa Moreno: «Vamos a luchar por Europa hasta el final»

La presidenta del Rincón Fertilidad aboga por la igualdad en las ayudas públicas y explica que los patrocinios privados impulsarían la profesionalización en el balonmano femenino

Pepa Moreno: «Vamos a luchar por Europa hasta el final»
MARINA RIVAS

En una temporada llena de altibajos dentro y fuera de las pistas que ya llega a su fin, la presidenta del Rincón Fertilidad, Pepa Moreno ,hace balance sobre su situación personal, la del equipo y, sobre todo, la del club con vistas al futuro.

–Este podría ser el año más complicado que ha afrontado como presidenta del Rincón Fertilidad. ¿Cuántas veces ha pensado en tirar la toalla por frustración?

–La verdad es que se piensa muchas veces, pero hay mucha gente por la que merece la pena seguir trabajando. Cada año es complicado sacar adelante un equipo femenino por las ayudas, pero trabajamos para que nuestras jugadoras estén lo mejor posible y, sobre todo, que todas estén contratadas, y a día de hoy todas llo están. Si compiten a un nivel, qué menos que se dediquen plenamente a ello. De eso me siento orgullosa.

–Este tema viene a colación de la polémica sobre la denuncia de la exjugadora Agustina López, por su despido y todo el revuelo que se creó. ¿Cómo le ha afectado esta situación?

–Para mí ha sido un fin de semana triste. Personalmente me ha hecho mucho daño. Creo que estamos en un club profesional y en el mundo laboral y siempre desde el respeto intentamos llegar a acuerdos. Soy la primera que voy a luchar por las jugadoras, por que todas tengan un contrato de trabajo, como hacemos en este club. Así tiene que ser. Las jugadoras tienen sus derechos, así como las empresas también. Pero creo que esta vez no se han defendido estos, sino que se ha intentado destruir un club.

–El que todavía cueste ver a los clubes de balonmano como empresas va ligado a la profesionalización de este deporte. ¿Cree que España está muy alejado de esto?

–Se ha dado un vuelco importante en los últimos años... Diría que una de las claves es que los medios den difusión al deporte femenino. Eso capta a las empresas y ayuda a la profesionalización. Si entraran patrocinios privados nos pondríamos a la altura de muchos países. En nuestro caso, no nos lucramos de las entradas, que son gratuitas, ni de vender camisetas. Vivimos de subvenciones, ahora también del Ayuntamiento de Alhaurín, y por supuesto, sin Manolo Rincón el club no estaría aquí.

«Esta vez no se han defendido los derechos de las jugadoras, se ha intentado destruir un club»

–¿Realmente se planea trasladar el equipo a Alhaurín de la Torre?

–Estamos en negociaciones, pero creo que nuestra identidad está en Málaga y seguiremos llevando partidos a Alhaurín y a diferentes municipios de la provincia, pero de momento no planeamos mudarnos allí.

–¿Qué les aporta Alhaurín que no lo haga Málaga?

–Nosotros nos movemos, no sólo por lo económico, sino también por el cariño y yo estoy muy agradecida al Ayuntamiento de Alhaurín.

–¿Cree que Málaga ha perdido una buena oportunidad de volver a organizar la Copa de la Reina en 2020?

–Estamos muy agradecidos por la de 2018, pero hubiera sido bonito traerla en 2020. El problema ha estado en el tiempo, porque hay que poner de acuerdo a tres instituciones y llegar a tiempo antes de que se cierren los presupuestos. Me hubiera gustado que se celebrase en Málaga, pero estoy muy contenta por si se celebra en Alhaurín de la Torre.

–¿No se ha sellado el acuerdo?

–Todavía no es oficial. En un 99 % diría que sí se va a celebrar allí.

–Hablando de Copa, ¿había otras expectativas este año en Baracaldo?

–Siempre vamos con ilusión. Creo que el rival llegó en mejor forma que nosotras y salimos nerviosas, y nos faltó tiempo para reaccionar.

–En la Liga, después de una mala racha, sí que está volviendo a reaccionar el equipo. ¿Ve factible ese quinto puesto para jugar en Europa?

–Sí, queremos escalar lo máximo.

–¿Qué le pasó al equipo cuando pasó del liderato a la mitad de la tabla?

–Creo que el equipo siempre va de menos a más y este año ha sido al revés. También hubo un antes y un después del parón del Europeo; nos cortó el ritmo. El equipo estaba tocado anímicamente por el bache en el que entramos y fue complicado salir, pero ya hemos acabado con esa racha.

–¿No conseguir la plaza para Europa sería un fracaso?

–No creo que sea un fracaso. Vamos a luchar por estar en Europa hasta el final, eso es lo fundamental.

–¿Qué mejoraría el año que viene?

–Creo que la mayoría de las mejoras vienen por el plano económico, por desgracia. Creo que en las ayudas de las instituciones públicas deberíamos estar en igualdad los dos equipos de Málaga que estamos en Europa y en la máxima categoría. Creo que si las ayudas fueran las mismas hablaríamos de dar un gran salto de calidad e incluso de ganar títulos.

–En cuanto al presente, imagino que considera que Sole López ha sido la protagonista de la temporada…

–Destacaría a tres: Espe López, porque nos costó convencerla de que podía jugar en esta Liga y ahí está, rompiendo caderas (ríe); Nuria Andreu, porque el año pasado lo pasó fatal con la lesión y ha debutado en Europa, y Sole López, por el momento de su debut con la selección en Francia. En sus inicios la veíamos con cualidades, pero nunca pensamos que pudiera llegar al nivel que está llegando. Luego ves lo que ha trabajado y entiendes por qué está ahí. No he podido tener mejor relevo en la capitanía.

«Vendrán más fichajes, sobre todo para la primera línea, que es lo que más necesitamos»

–Con respecto al resto de la plantilla. ¿se atisban muchos cambios cara al año que viene?

–No muchos. Vendrán más fichajes sobre todo para la primera línea, que es lo que más necesitamos. Incluso nos hubiera hecho falta incorporar alguna más durante el año.

–La principal baja a cubrir, la de Emma Boada...

- Sí. Nos da mucha pena que se vaya, por su trabajo y todo lo que ha aportado al equipo, pero se nos han ido muchas grandes jugadoras y el equipo sigue estando ahí.