Troyano renuncia a última hora a los Nacionales de atletismo por unas leves molestias

Troyano renuncia a última hora a los Nacionales de atletismo por unas leves molestias
Migue Fernández

Vanessa Platero parte quinta y con opciones de medalla en el heptatlón, que se cierra hoy en la jornada final de las pruebas, en Getafe

MARINA RIVAS

Era una de las grandes bazas malagueñas en los Campeonatos de España absoluto, que comenzaron ayer en Getafe, Madrid. Sin embargo, una lesión que arrastraba el joven velocista del Club Atletismo Málaga, Javier Troyano, le llevó a tomar una dura pero realista decisión de última hora. No participar. «Hace dos semanas, en mi Campeonato de España (sub-23) me rompí el bíceps femoral, tenía un centímetro de líquido y me tiré toda la semana en el fisio. El lunes me hice una ecografía y ye me dijo que no tenía rotura ni líquido, así que seguí trabajando para este día. Pero al final, por decisiones técnicas, no voy a disputar el Campeonato», confirmó a este diario.

Troyano estaba ante su última oportunidad para luchar por la marca mínima que le diera el pasaporte al Europeo de Berlín de agosto. El listón estaba en 20.90 y él partía con un tiempo de 21.20. No obstante, el conseguir esta mínima no supondría viajar de forma directa, ya que sólo pueden representar a España tres de los cinco atletas que ya han conseguido la marca.

En cuanto al resto de malagueños, destacó Vanessa Platero (Cueva de Nerja), que seguirá compitiendo durante la última jornada, la de hoy, para terminar el heptatlón y seguir luchando por una medalla. Ahora es quinta, gracias a dos mejores marcas personales en 200 y 100 vallas, con una leve diferencia de puntos entre la tercera y la cuarta posición, por lo que podría subir fácilmente uno o dos escalones más. Su compañera de club Desirée Valderrama logró clasificarse para la semifinal de 100, que se disputará al final de esta tarde. Además, Candela Guijarro, se quedó a solo un centímetro de su marca personal y acabo séptima en salto de altura.

En esa prueba la zamorana Raquel Álvarez aprovechó la retirada del atletismo de Ruth Beitia, campeona los doce últimos años, para conseguir el título nacional de altura con una marca modesta de 1,79 metros, el peor registro ganador en 25 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos