El Trocadero Marbella afronta la recta final con dosis extra de autoestima

El Trocadero Marbella afronta la recta final con dosis extra de autoestima

El equipo de rugby de la Costa del Sol encara los últimos cuatro partidos de liga con el plus de haber ganado con claridad al tercer clasificado

JULIO RODRÍGUEZ

Reacción sanadora. El Trocadero Marbella Rugby Club mira con optimismo las cuatro jornadas que quedan para el final de la Liga Nacional B grupo C. Tras certificar la permanencia en la segunda categoría del rugby nacional, el equipo sabe que está a solamente siete puntos del cuarto clasificado. Es un aliciente para la recta definitiva, en la que lamentablemente no llegará a pugnar por el ascenso tras el bache de juego y resultados que sufrió al final de la primera ronda.

Sin embargo, partidos como el del domingo pasado en el Bahia’s Park dan la medida de hasta donde pudo llegar el conjunto costasoleño. La victoria contra Liceo Francés por 22-15 dejó ver la mejor versión de los hombres de Salvador Almeida. Los madrileños se presentaron con opciones de pelear el liderato, pero la disposición de los locales abortó cualquier amago de remontada.

Después de dos derrotas consecutivas, que escocieron mucho en el seno del equipo y por extensión en todo el club, el primer equipo del Trocadero Marbella respondió en casa ante 300 aficionados contra todo un clásico de la liga. Mejor noticia que el propio triunfo fue la actitud del bloque y el espíritu de sacrificio que se había visto hasta ahora con cuentagotas. Los marbellíes no tenían nada que perder más allá del honor, pero sí mucho que demostrar, en especial ante su público. Se avecina un calendario exigente con encuentros ante tres de los cuatro primeros.

Defensa sólida

El choque arrancó con valentía en la disposición local, aunque con el paso del tiempo los visitantes se hacían con la posesión y obligaban a los marbellíes a una defensa que adquirió tintes heroicos. Durante gran parte de la primera mitad, los locales se vieron obligados a jugar en zona de extrema defensa, a cinco metros de su línea de marca. Pero pese a jugar durante diez minutos con un jugador más por la expulsión temporal de Marcos Spinetti, los liceístas no pudieron entrar. El Trocadero Marbella se fue al descanso con una ventaja de 3-0.

Los visitantes salieron a la segunda parte con todo el arsenal ofensivo en plenitud. En diez minutos habían conseguido dos ensayos sin transformar (3-10). El público asistente entendió que el equipo necesitaba de su apoyo y empujó para que los quince sobre el verde, lejos de dejarse llevar por fantasmas pasados, prosiguiera madurando el partido con seriedad y entereza para remontar. Después de muchos intentos llegó el primer ensayo local, tras una patada a seguir al hueco de Andu Masuyama y que Kike González logró llegar antes que sus rivales gracias a su velocidad (8 -10). En el minuto 67 llegaba el segundo ensayo, producto de una buena acción que culminó el joven canterano Marco Spinetti (13 -10), y en el el 71, una nueva infracción del Liceo Francés daba otra oportunidad a los locales de ampliar el marcador y Rinero no lo desaprovechó (16 -10).

Cinco minutos después Tucconi daba la puntilla al partido con el tercer ensayo poniendo once puntos de ventaja y con apenas tres minutos para el final. Los madrileños acortaron distancias al final con un nuevo ensayo (21 - 15).

El premio ‘Man of the Match’, que otorga Cafés Baqué, fue para el canterano Chris Begley, un titán en el choque de delanteras y que estuvo inconmesurable a la hora de robar pelotas en los lanzamientos de ‘touch’.

Temas

Rugby

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos