Álex Ruiz: «Este ha sido un torneo soñado y que recordaré durante toda mi vida»

Álex Ruiz, ayer en las pistas de pádel del Sport Club Reserva del Higuerón. /A.S.
Álex Ruiz, ayer en las pistas de pádel del Sport Club Reserva del Higuerón. / A.S.

El malagueño alcanzó el sábado las semifinales en la prueba del World Padel Tour en Mijas, y admite haber mostrado la mejor versión de su carrera

ANDRÉS SAMPERMÁLAGA

Solamente dos días después de alcanzar las semifinales en Mijas, el zurdo malagueño Álex Ruiz atiende a este periódico en el Sport Club Reserva del Higuerón para recordar su paso por el torneo. A sus 25 años y en el puesto 26º del 'ranking' del World Padel Tour, se mostró cercano para dar las claves de su juego y sus próximos objetivos.

-¿Esperaba llegar a semifinales en este torneo?

-Si le digo la verdad, mi compañero y yo no confiábamos ni salir de la pretemporada este año. No obteníamos al principio los resultados que esperábamos a nivel de juego y de conjunción. Alcanzamos unos cuartos de final en Alicante, más tarde unas 'semis' en Valladolid, y eso fue una chispa para nosotros increíble. Vimos que ese juego daba sus frutos, que ganábamos a parejas muy fuertes como la de Uri y Javi Ruiz. A partir de ahí, fuimos creyendo más en nosotros mismos, y de momento está dando sus resultados.

-¿Ha sido este su mejor torneo?

-Sí, ha sido el mejor a nivel personal. A nivel deportivo también, por mi juego, ya que me he demostrado a mí mismo que puedo ser más constante, tener un juego más completo, y creo que en el partido de cuartos de final hice el mejor partido de mi vida hasta ahora. Encima, el mejor torneo de mi vida aquí, en Málaga, con mi gente.

-Hable de su pareja en el pádel, Martín Piñeiro.

-Martín, además de mi compañero en pádel, es amigo. Es un chico muy bueno, una persona excelente, muy sencillo y muy cercano. Creo que los dos somos muy parecidos y al final, para que una pareja funcione tiene que complementarse dentro y fuera de la pista, y con Martín yo creo que eso se suple. Es un chico gallego, muy familiar y muy casero, es espectacular convivir con él.

-Perdieron en la semifinal contra Nieto y Rico, ¿qué nos puede decir sobre ellos?

-He jugado ya varias veces contra ellos. Nunca me habían ganado y justo me han venido a ganar ahora. Son dos chicos muy buenos. Los conozco a los dos bastante y han llegado a una final muy merecida. Han jugado a un nivel espectacular y lo han demostrado durante todo el torneo. Han ganado a parejas increíbles como 'Mati' y 'Stupa' o Belluati y Moyano, y la verdad que nosotros no nos podemos reprochar nada contra ellos, porque han demostrado que son merecedores de esa final, dos chicos muy trabajadores y constantes, y han hecho un pádel sencillamente espectacular esta semana.

«Nos equivocamos tácticamente; pensamos en hacer algo para lo que no estábamos preparados»

-El partido fue ajustado, y se escapó por detalles. ¿Dónde está la clave del resultado final?

-Creo que nos equivocamos tácticamente. Al principio del partido pensamos en hacer una táctica para la que ni física ni mentalmente estábamos preparados, y ellos supieron suplir muy bien todos los rinconcitos malos que creímos que tenían. Lo solventaron muy bien y no nos dejaron hacer ningún tipo de planteamiento con el que poder quitar esa barrera del 'break'. Nuestro error fue la falta de planteamiento en vistas de cómo estábamos nosotros en ese momento.

-¿Qué puede decir sobre los campeones, Lima y Galán?

-Son una pareja que se complementan muy bien. Son dos kamikazes, dos personas que juegan a una velocidad muy alta. Se complementan muy bien en la defensa, ya que Lima es un defensor nato, y Galán tiene un ataque muy agresivo, espectacular, y por ello tienen una conjunción muy buena.

-¿Cómo es el cambio de la pista de entrenamiento a la del torneo?

-Cambia una barbaridad. El entorno es totalmente diferente, la visión que tú tienes, y eso te hace reaccionar distinto. Yo lo que noto por dentro es algo que me cambia, además de la tensión por ganar ese partido y hacerlo bien. Todo va sumando y hace que la diferencia sea abismal.

-¿Cómo se ha sentido jugando en Málaga con su gente?

-Tenía una espinita clavada ahí, porque en años anteriores nunca había hecho mi mejor pádel aquí. Nunca había salido contento con mi juego, y este torneo ha sido increíble. Me ha llenado todos los depósitos de energía que tenía. Ha sido espectacular cómo la gente se ha volcado conmigo y cómo me ha arropado durante todo el torneo. En el último partido, donde no hice mi mejor juego y al final perdimos, se portaron excelente conmigo y con los rivales. Este ha sido un torneo soñado y que voy a recordar toda mi vida. Unas semifinales en casa que ojalá pueda hacer más veces, incluso llegando a la final y logrando el título para mi gente.

-¿Cuál es el próximo torneo a la vista?

-En septiembre. Toca en Madrid.

-¿Se ve llegando al número uno?

-Eso siempre lo tienes en la mente. Si no tienes un objetivo alto al final no llegas a ningún sitio. Mis miras son siempre seguir mejorando en lo deportivo, seguir creciendo como jugador, y hasta el momento lo he ido consiguiendo año a año pese a la dificultad y la exigencia de la competición. Quiero demostrar que estoy capacitado para estar arriba, y ojalá algún día alcance esa meta.

Muy personal

-¿Cómo se define a sí mismo?

-Pregunta complicada... Soy un chico humilde, trabajador... Me gusta mucho el esfuerzo y el sacrificio en mi trabajo, en todo lo que hago y quiero conseguir, y me gusta mucho tener implicación.

-Un segundo deporte.

-El pádel es el deporte que elegí para competir, pero siempre me han gustado mucho el fútbol y el tenis.

-Un equipo favorito.

-El Málaga, sin duda.

-Su comida favorita.

-Es difícil, pero siempre de mi madre: las lentejas y las croquetas.

-¿Se considera religioso?

- Tengo un pensamiento muy personal. No creo en Dios como tal, pero sí creo en mis seres queridos, en la gente que he perdido y que sé que están ahí, acompañándome y aportándome en mi día a día.

-Una ciudad favorita.

-¡Málaga, por favor! Todo lo que sea un sitio de playa me encanta, y además Málaga cumple todos los requisitos de una gran ciudad.

-¿Dónde estudió?

-En Alhaurín de la Torre, en el Colegio El Pinar, donde estuve once años. No fui de los mejores estudiantes, pero fui sacando mis materias.

-Sus aspiraciones de futuro...

-Terminar el Master que estoy cursando ahora, que tiene que ver con el mundo empresarial deportivo.