«Está siendo una Titan Desert durísima, con muchos abandonos»

«Está siendo una Titan Desert durísima, con muchos abandonos»

Algunos de los malagueños que están participando en la carrera ciclista relatan su experiencia desde el desierto marroquí

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

La Garmin Titan Desert, carrera ciclista por etapas que se celebra en el desierto de Marruecos, enfila su recta final. Está siendo una de las ediciones más duras que se recuerda y en ella están participando una docena de malagueños que tratan de llegar a meta. Algunos de estos osados deportistas que han partido de la provincia relatan para este periódico desde la distania -tienen una hora de conexión 'wifi' al día que facilita la organización- cómo están viviendo la experiencia.

Lorena Cobos y Sergio López forman el único dúo mixto malagueño que hay en la prueba. Aunque ambos ya han participado en otras pruebas de bibicleta de montaña, son novatos en la Titan Desert. «Aquí no tienes tiempo para nada, nos levantamos a las cinco de la mañana, para desayunar, asearte, preparar las bicicletas y ya pasar por todo el proceso verificación, firmas. A las 8 de la mañana ya estás en carrera», relata Sergio. «Está siendo una Titan durísima, con tormentas de arena, mucho calor, horrible, mucho viento en contra. Muy duro, está siendo la carrera con mayor tasa de abandono, 115 competidores lo han dejado en dos días, además de la desgracia del hombre que falleció», cuenta. Se refiere al fallecimiento de Fernando Civera, un participante de 46 años que sufrió un fallo cardiaco cuando estaba perdido en una zona de dunas.

Pero pese a la dureza de la carrera, esta pareja está encantada con su participación en la Titan Desert: «La experiencia está siendo muy buena, el grupo de malagueños que hemos coincidido hemos hecho una piña increíble y estamos disfrutando de una experiencia espectacular». Además le están acompañando los buenos resultados en carrera, aunqueeso no sea lo más importante. «Vamos terceros, va a ser difícil coger a los segundos porque hemos tenido averías mecánicas, pero aún así cada vez le sacamos más ventaja a los cuartos, así que a ver si nos llevamos un podio para Málaga», relatan.

Entre los malagueños que acudieron a la cita ha habido un abandono, aunque por fuerza mayor. Johny López, bombero del Ayuntamiento de Mijas, se hizo una fisura de costilla en el viaje en bus hacia la prueba. Aún así, decidió tomar la salida. Pero su cuerpo, que está acostumbrado a pruebas de gran esfuerzo, no dio más de sí. «Tras escupir sangre a los 20 kilómetros de la salida me han tenido que trasladar en helicóptero por una fractura de costilla con afectación de pleura», explica. «He tenido que posponer lo de ser titán», bromea. El malagueño ya está de regreso a España.