Ruiz y De Valdés, juntas entre las quince mejores del mundo

Ruiz y De Valdés, en el Mundial. /RFEN
Ruiz y De Valdés, en el Mundial. / RFEN

La malagueña concluyó decimotercera y la fuengiroleña decimocuarta en la prueba de 5 kilómetros de aguas abiertas en Corea

MARINA RIVAS

 

 

Acabó la gran cita del año para las nadadoras más destacadas de la provincia a nivel internacional en estos momentos. Se trata de Paula Ruiz y María de Valdés, que esta madrugada del miércoles cerraron su concurso en el Mundial de aguas abiertas de Gwangju (Corea del Sur) y además lo hicieron cruzando prácticamente juntas la línea de meta en la modalidad de 5 kilómetros, donde ambas fueron las únicas representantes de la selección española, a sus 20 años. La malagueña del Mairena del Aljarafe fue la primera en entrar a meta y lo hizo repitiendo su decimotercer puesto con el que debutó en el Mundial absoluto de 2017, esta vez con un tiempo de 58.11.90. Sólo unas décimas después, con una marca de 58.12.00, era de Valdés, en decimocuarto lugar, la que le pisaba los talones.

La medalla de bronce se les quedó lejos en cuanto a puestos, pero no en cuanto a tiempos. Este tercer puesto se compartió además entre la americana Hannah Moore y la alemana Leonie Beck, que tocaron el arco de meta en 57:58.88. Mientras, el oro fue para la brasileña Ana Marcela Cunha (57:56.00) y la plata para la francesa Aurelie Muller (57:57.00). El podio, literalmente, se quedó a escasos 15 segundos de las nadadoras malagueñas. Una carrera muy peleada y en la que ambas pueden presumir, al menos de, pese a su juventud, haber finalizado en el 'top-15' mundial de una prueba en la que pelearon hasta 54 nadadoras.

Una posición que sirvió a la malagueña Ruiz para quitarse el amargor del vigesimocuarto lugar en que terminó la prueba estrella, la de los 10 kilómetros en aguas abiertas y en la que, pese a la dificultad, partía con la intención de concluir entre las diez mejores para obtener el pasaporte olímpico directo. Sin embargo, tanto ella como De Valdés, que no consiguió esa mínima mundialista, podrán seguir intentando cara al preolímpico del próximo año, donde se decidirán el resto de las plazas para acudir a Tokio 2020.